Cuidados de enfermería en el embarazo ectópico

La mujer debe prestar mucha atención a los síntomas que presenta su cuerpo en todo momento. Puede que una falsa promesa de embarazo sea en realidad una situación de riesgo por la que si no se atiende a tiempo pasa a ser fatal. Si quieres saber mucho más del embarazo ectópico, síntomas y tratamientos, te invitamos a que continúes leyendo.

¿De qué trata el embarazo ectópico?

Al hablar de embarazo ectópico, estamos en presencia de una fijación o implantación de un óvulo fertilizado pero que está ubicado en una posición anormal. Además de esto, el presentar un embarazo ectópico quiere decir que el feto no va a poder sobrevivir.

Tan pronto el embarazo ectópico pasa a estallar, las mujeres van a presentar un dolor en la pared abdominal junto con sangrado vaginal. Si no se atiende de manera oportuna, podría ser mortal.

Los médicos van a basar este diagnóstico conforme a los resultados de análisis de sangre y con ecografía para así dar con la ubicación del feto.

¿Qué solución tendría el embarazo ectópico? Generalmente se realiza una cirugía para poder extraer tanto la placenta como el feto, también seguir las indicaciones que participe el médico de confianza para la interrupción de ese embarazo.

¿Pueden existir complicaciones en el embarazo? Sí, por supuesto que pueden aparecer problemas durante este, que pueden llegar a afectar a la mujer o al feto, incluso a ambos. Aunque la gran parte de estas complicaciones se tratan con excelentes resultados.

Síntomas que presentan los embarazos ectópicos

Los signos que presentan este tipo de embarazo van a variar, existiendo la posibilidad de que no se lleguen a presentar hasta que la estructura del embarazo ectópico implosione.

Aquí es donde las mujeres presentan:

  • Hemorragia vaginal.
  • Manchas de sangre.
  • Cólicos o fuerte dolor en la parte inferior de su abdomen.
  • Período menstrual se llega a retrasar o a perder.

A causa de este último síntoma, las mujeres no llegan a pensar jamás que se encuentran embarazadas.

Al momento en el que se rompe esta estructura, la mujer va a sentir un dolor fuerte y constante bajo su vientre. En caso de que la mujer tenga una pérdida importante de sangre, esta se va a desmayar, sudar o bien, sentirse mareada. Este síntoma es un claro indicativo de que ha perdido mucha sangre y que posee una presión arterial muy baja, lo que le puede ocasionar un shock.

¿Cómo se puede diagnosticar un embarazo ectópico?

Para poder comprobar que se tiene este embarazo en particular, se puede recurrir a los siguientes descartes:

  • Ecografía.
  • Análisis de sangre.
  • Prueba de embarazo.
  • Laparoscopia (Si es necesario).

Los médicos expertos van a sospechar de un embarazo ectópico cuando la mujer en edad fértil va a presentar un dolor en la parte inferior de su abdomen o si tienen una hemorragia vaginal, incluso desmayo o algún tipo de choque cardiocirculatorio. En estos casos, las mujeres van a realizarse un test de embarazo.

Si esta prueba llega a ser positiva o si en raras ocasiones, se presenta como una prueba negativa, pero los síntomas sugieren un embarazo ectópico, se procede con una ecografía.

Por medio de esta prueba se va a detectar si hay presencia o no de un feto en alguna zona que sea diferente de lo habitual. Si la misma ecografía no va a localizar el feto por ninguna parte, entonces el embarazo ectópico aún puede ser posible, o bien, el embarazo puede encontrarse en el útero, pero en una fase muy precoz para poder ser visto.

En ese momento, el médico procede con un examen para analizar la sangre y así medir la hormona que produce la placenta al inicio del embarazo. Esta se denomina GHC, la que va a determinar si este embarazo es precoz para que sea visible o si es un embarazo ectópico.

Gracias a el laparoscopio, se va a poder visualizar el embarazo ectópico de manera directa. Lo que hace es insertar por medio de una incisión pequeña justo en la parte inferior del ombligo un tubo con una pequeña cámara que permite tener una mejor visualización.

Tratamiento para el embarazo ectópico

Lo primero a tener en cuenta para poder realizar un tratamiento para este tipo de embarazo es que se debe realizar una cirugía. En ocasiones, el médico puede recetar algún fármaco.

Este tipo de embarazo debe de culminarse lo más pronto posible para poder salvar la vida de la mujer, lamentablemente el feto tiene que morir. En la gran mayoría de los casos, tanto la mujer como el feto o placenta se tienen que poder extirpar de forma quirúrgica gracias a un proceso de laparoscopia. Aunque a veces, deben de realizar una incisión mayor en el área del abdomen. Siendo este un procedimiento llamado laparotomía.

Procedemos a explicarte el procedimiento quirúrgico y el manejo que corresponde a este tipo de embarazo:

Procedimiento quirúrgico

Como te comentábamos anteriormente, se hace uso de la laparoscopia, también conocida como laparotomía. Se realiza este procedimiento porque va a tener un índice bajo de complicaciones, disminuyendo el dolor postoperatorio y una menor pérdida sanguínea. A su vez, esto no va a ser tan costoso como se cree. Cabe destacar que este procedimiento va a emplearse en aquellos casos donde la paciente se va a encontrar hemodinamicamente inestable.

Se recomienda usar una técnica muy utilizada donde se extrae la trompa afectada, y que tiene por nombre de salpingectomia. Siendo de elección para aquellos casos donde exista una rotura tubárica o donde haya hemorragia que no se controle como la salpingostomia (Para cuando se conserva la trompa) y la misma no se haya dañado.

Cuidados de enfermería en el embarazo ectópico

Posterior al procedimiento, si la paciente se encuentra estable y sin ningún tipo de síntoma, se le presenta el alta hospitalaria. Aunque debe de volver en un rango de 48 horas para mantener un control ecográfico y de hormonas GCH, siguiendo con la observación de algún signo de rotura tubárica.

  • Si se llegase a confirmar el diagnóstico donde la paciente es asintomática, se va a ingresar nuevamente a la unidad para un curso analítico completo del grupo con su respectivo Rh y una venoclisis para hidratarle.
  • Si la paciente presenta descompensación hemodinámica, con líquido libre intraabdominal o presenta shock, se debe de valorar la cirugía urgentemente.

Ahora, en caso de que la mujer se encuentre estable, se le manda un tratamiento médico con control de GCH por 4 a 7 días. En caso de que la mujer sea Rh negativo, se le va a tener que administrar algunos medicamentos si lleva una gestación mayor a 8 semanas.

Herrex Caramelo 50Mg Jarabe Frasco X120ml. Farma Hierro
Prebb 10Mg/10mg Doxilamina/piridoxina Fco X 30Tab Plamatech
Prueba Embarazo Digital Clearblue X 1 Unidad
Herrex Fol 50Mg/120mcg Jbe.fco.x120ml.far Hierro Férrico
Hidroten 12.5Mg Tabletas Caja X30tab. Farma Clortalidona
Herrex Fol 1000Mg Tab. Caja X30tab. Farma Hierro Férrico

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Preguntas Frecuentes

¿Cómo puedo saber que tengo un embarazo ectópico?

Para saber si tienes o no un embarazo ectópico, debes realizarte diversas pruebas, como, por ejemplo: Un análisis de sangre, ecografía para descartar cualquier posibilidad y en última instancia una laparoscopia. Si presentas algún síntoma, acude rápidamente a tu médico de confianza y notifica para que proceda con las indicaciones más pertinentes.

¿Qué ocurre con el feto en el embarazo ectópico?

Desafortunadamente el feto va a morir ya que se debe extirpar para poder salvar la vida de la mujer. Este procedimiento se lleva a cabo sin importar la cantidad de tiempo que haya tenido en formación para la trompa del útero.

¿La prueba de embarazo puede ser negativa y puedo presentar embarazo ectópico?

Sí. La prueba de embarazo en muchos escenarios puede arrojar un resultado negativo e incluso puedes tener un embarazo ectópico. Por ello se recomienda un análisis de sangre y posteriormente una ecografía para descartar al 100%.