Yoga Para Bebé

Editorial Farmatodo.

Contenido posible gracias a:


El yoga es un estilo de actividad física que involucra una serie de factores como la meditación, respiración, relajación y posturas corporales que tienen como objetivo darle un equilibrio completo entre cuerpo y mente. Esta actividad hoy en día no solo es practicada por adultos, sino también existe la disciplina del yoga para bebé.

Junto con los padres y un instructor capacitado en el tema, los bebés pueden realizar ejercicios de yoga que le aportarán grandes beneficios a su salud y desarrollo. Si quieres saber más sobre qué trata, a continuación, te dejamos más información.

¿Qué es el yoga para bebé?

El yoga para bebé es una actividad física que tiene como primer objetivo fortalecer la conexión entre los padres y su bebé. Este tipo de yoga busca enseñarles de una forma más entretenida a mantenerse relajados, así como promover su desarrollo y crecimiento tanto mental y físico, como emocional.

El yoga para bebé tiene características que lo diferencian del yoga normal para adultos. En este caso las posiciones en las que se pueden colocar a los bebés son de acuerdo a su edad y condición física. Igualmente, cada movimiento y postura deben realizarse con cuidado y delicadeza, por lo que es fundamental hacerlo de la mano de un instructor especializado en yoga para bebé.

Por otra parte, además de fortalecer el vínculo afectivo entre padres y su bebé, ayuda a potenciar su desarrollo, estimula los sentidos de los pequeños y beneficia muchos aspectos de su salud interna como por ejemplo el ritmo cardíaco, su digestión, entre otros. Además, se suelen emplear masajes relajantes para facilitar la relajación al momento de cada ejercicio.

¿Desde qué edad se puede realizar el yoga para bebé?

El yoga para bebé es muy común que se realice a partir de los dos meses de nacido, sin embargo, también se puede realizar desde recién nacido. Cabe destacar que este tipo de yoga se ajusta a las condiciones y necesidades de cada pequeño y tiene el objetivo de ayudar en su desarrollo y aprendizaje desde pequeños.

De esta manera, favorece a que puedan tener una mejor calidad de vida y que tanto el bebé como los padres tengan las herramientas necesarias para mantenerse relajados y concentrados en ocasiones que lo ameriten.

Asimismo, es importante destacar que esta práctica debe realizarse en un ambiente tranquilo que favorezca a la relajación de los pequeños. Es decir, si tienes pensado incluir a tu bebé en actividades de yoga, intenta conseguir un lugar con un ambiente tranquilo, silencioso, limpio, relajante y, además, con una persona realmente capacitada y especializada en este tipo de yoga.

¿Cómo inicia la rutina de yoga para bebé?

Esto depende del lugar y de la persona que esté encargada de crear las rutinas de yoga para bebé. Sin embargo, normalmente se inicia dándole a los pequeños un masaje desde abajo hacia arriba. Es decir, desde los pies, luego las piernas, el abdomen, hasta llegar a la cabeza. El objetivo de esto, es lograr que los bebés se comiencen a relajar.

Asimismo, al realizar estas rutinas no solo la persona capacitada debe ayudar a que el bebé se relaje. Es un trabajo que involucra a los padres y por ello es necesario que les hablen y los ayuden a sentirte en completa tranquilidad y confianza. De esta forma, será más fácil colocarlos en las posturas correspondientes para bebés.

¿Cuánto tiempo duran las sesiones de yoga para bebé?

Las sesiones de yoga para bebé suelen tener una duración entre los 20 a 45 minutos cuando son sus primeras veces. Durante este tiempo se puede mantener a los pequeños tranquilos, evitando que se irriten. Por otra parte, una vez que ya están acostumbrados a realizar yoga, las sesiones para bebé pueden tener una duración de hasta 60 minutos.

Igualmente, influye mucho el entorno donde se esté realizando, así como la paz y tranquilidad que se le transmita tanto de los padres como del instructor. No obstante, también es indispensable que vista con ropa ligera y cómoda para que realicen las posturas con facilidad.

En estas sesiones, los instructores también tienen en cuenta las necesidades de cada bebé. De esta forma, se pueden adaptar las rutinas con mayor facilidad. Asimismo, si el bebé requiere ser alimentado o cambiado se respeta el espacio que necesiten para mantener su confort en todo momento.

Beneficios del yoga para los bebés

El yoga para bebé como te hemos comentado desde el inicio, ofrece beneficios para los pequeños independientemente de la edad en la cual comiencen a practicarlo. Entre estos beneficios se pueden destacar los siguientes:

  • Favorece al desarrollo de capacidades para la concentración.
  • Les enseña a respirar mejor.
  • Favorece en su flexibilidad corporal.
  • Funciona como terapia para aquellos bebés con afecciones neurológicas y/o psicomotoras.
  • Estimula su desarrollo cerebral y psicomotor.
  • Les enseña a mantener controlada la ansiedad y el estrés.
  • Favorece el vínculo emocional-afectivo con los padres.

Beneficios para los padres en yoga para bebé

Con el yoga para bebé, los pequeños no son los únicos que obtienen beneficios, los padres también reciben una gran variedad de beneficios que les ayuda no solo a crear un vínculo más fuerte con su bebé, sino también a mejorar su salud tanto física como interna.

Algunos de los beneficios para padres son:

  • Permite que los que ya realizaban yoga, puedan seguir con sus sesiones de ejercicio sin tener que dejar a sus hijos.
  • Ayuda en la recuperación física y emocional de la madre tras dar a luz.
  • Ayuda a los padres a controlar sus emociones y estar relajados ante situaciones como por ejemplo el llanto del bebé.
  • Aporta una mayor relajación que facilita un mejor manejo de la crianza del bebé.
  • Favorece a tener una mejor socialización, donde encontrarán apoyo y empatía por parte de los otros padres que participen en las sesiones.

¿Cuáles son las posturas del yoga para bebé?

Las posturas de yoga para bebé varían de acuerdo a la edad de los pequeños y el lugar en donde asistas. Sin embargo, existen algunas que son más conocidas y te las mencionamos a continuación:

  1. Flexión hacia adelante: las bebés desde sus primeras etapas son flexibles y es por ello que esta postura es sencilla para que la realicen. El objetivo es que se coloquen inclinados hacia adelante con las manos en los pies. Con ayuda de los padres y el instructor es importante mantener al bebé con la columna recta y estirada mientras realiza este ejercicio.
  2. Perro mirando hacia abajo: una de las más comunes, la intención aquí es colocar al bebé con las pompis hacia arriba y las manos y la cabeza apoyadas en el suelo, es decir, como especie de un triángulo. Esta postura suele ser bastante cómoda para los pequeños.
  3. Frente en el suelo: otra de las más realizadas donde el objetivo es que el bebé se coloque boca abajo con sus piernas dobladas cerca del cuerpo. El torso debe estar encorvado o flexionado hacia adelante, mientras que la cabeza está sobre sus manos para que se proteja del suelo.
  4. Postura de la Cobra: en esta postura la idea es colocar al bebé acostado boca abajo y con las manos en el suelo. El objetivo es hacer que el bebé intente levantar el torso.

Existen diferentes posturas y opciones al momento de realizar yoga para bebé. Sin embargo, es importante que cada ejercicio sea realizado siempre con cuidado y con ayuda de una persona especializada en yoga para bebé.

y agrégalos al carrito, Conoce más productos.

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes


¿Existen accesorios para realizar yoga para bebé?

Sí, existen varios accesorios que permiten realizar yoga para bebé, estos varían de acuerdo a la edad. En el caso de los más pequeños se pueden implementar los fular, estos accesorios permiten tener a los bebés en una posición cómoda para cada ejercicio.

¿Cuántos días se hace el yoga para bebé?

Lo recomendable es que el yoga para bebés se haga entre 1 a 2 días por semana. De esta manera, se puede mantener a los pequeños ejercitados sin sobre esforzarlos.

¿Los bebés de 1 mes pueden hacer yoga para bebé?

Sí, el yoga para bebé es apto para bebés con 1 mes, aunque generalmente se suelen recomendar a partir de los 2 meses. Sin embargo, cada sesión se adapta a la edad y necesidades de los pequeños para que sea seguro y cómodo. Además, aporta beneficios a su desarrollo y crecimiento.