Ojos Secos: Causas y Recomendaciones Para Evitarlos

Editorial Farmatodo.

Contenido posible gracias a:


Tener ojos secos puede ser un problema visual que empeora a la larga si no se llega a tratar de forma adecuada. Es por ello que, si no sabes sus causas, tratamiento y recomendaciones para tratarlo, te invitamos a que sigas leyendo.

¿De qué trata el ojo seco?

Esta es una enfermedad que va a consistir en lo que es la carencia o escasez de las lágrimas, o incluso en lo que es el deterioro de la calidad, produciendo lo que puede ser una inflamación en la parte de la superficie en el ojo.

Esta llega a ser bilateral y suele ser mucho más común para las mujeres que para los hombres, en especial en aquellos periodos donde la menopausia y la post menopausia hacen presencia.

¿Cuáles van a ser los síntomas que se tienen en cuenta?

Entre los síntomas de los pacientes que tienen ojo seco se llegan a encontrar las molestias como el caso de:

  • Ardor,
  • Escozor,
  • Quemazón,
  • Arenilla,
  • Visión borrosa,
  • Sensación de sequedad e incluso fluctuación de la agudeza en la visión.

Dichos síntomas se llegan a agravar en los ambientes que se encuentran secos y que tienen poca humedad. Así como también en ambientes que suelen tener mucho viento. A su vez, pasan a agravarse cuando el mismo paciente llega a fijar la vista y simplemente parpadea constantemente.

Factores de riesgo y causas

El “ojo seco” pasa a ser una enfermedad de tipo multifactorial, esto quiere decir que existen diversos factores que van a ser los causantes principales. Entre todos esos, el más común suele ser la alteración a nivel hormonal ya que va a conducir con la mala función en las glándulas lagrimales junto con lo que es la disminución de dicha secreción en la lágrima.

El mismo ojo seco pasa a ser secundario para las enfermedades de tipo sistémicas, en especial para aquellas enfermedades de tipo autoinmunes como, por ejemplo:

  • Artritis reumatoide,
  • Lupus sistémico eritematoso.

En cuanto a los factores de riesgo, se toma en cuenta que:

  • Edad y sexo, es decir, mientas más mayor se sea, más se tiene la posibilidad de llegar a desarrollar esta patología. Incluso, si es mujer, pasa a añadir mayor riesgo.
  • Usar lentes de contacto, pues el uso crónico de los colirios, así como el mismo antecedente de cirugía a nivel ocular.
  • Cierre incompleto en los párpados y el mismo parpadeo de tipo infrecuente.
  • Enfermedades de tipo inflamatorias que son crónicas para la superficie del ojo como es el caso de la conjuntivitis alérgica crónica y también las quemaduras solares.
  • Paciente que tenga enfermedades autoinmunes.
  • Uso de fármacos de tipo sistémicos crónicos como es el caso de antidepresivos, antihistamínicos y antihipertensivos, entre muchos otros.
  • Uso del ordenador, así como de aparatos electrónicos para dar lectura al paciente que se tenga que fijar la vista, por lo que causa una disminución para la frecuencia en el parpadeo. De esta manera aumenta la evaporación de su lagrima en la superficie ocular.
  • Estar en ambientes secos con mucho viento o poca humedad.

Tipos de ojos secos

En cuanto a la película lagrimal, te informamos que la misma va a consistir de unas 3 capas. Esta se compone en una capa lipídica que va a estar producida por las mismas glándulas de Meibomio que se encuentran localizadas en los párpados, así como una capa acuosa que va a estar producida por unas glándulas lagrimales principales y por último una capa mucina que va a estar producida por las células en su superficie del ojo.

Existen 3 tipos de ojos secos:

  • Déficit de capa acuosa, donde hay una carencia de cantidad de lágrimas.
  • Déficit de capa lipídica, donde la cantidad de lágrimas va a ser normal, aunque falta lo que es la capa externa que va a consistir en unos lípidos que va a evitar una evaporación excesiva de dicha película lagrimal. La lágrima de estos pacientes instantáneamente se va a evaporar logrando un ojo seco que poco a poco se va evaporando.
  • De tipo mixto, donde la carencia de capa acuosa y la misma capa lipídica pasa a ser de los tipos más comunes.

¿Cómo se pueden prevenir los ojos secos?

Algunos de los factores de riesgo en el ojo seco pasan a ser prevenibles como es el caso del abuso de uso de computadoras u ordenadores. De igual forma, se tienen que evitar los aparatos electrónicos de lectura, así como el abuso de los lentes de contacto.

En cuanto al primer caso, si no se puede evitar el uso del ordenador y se trabaja en horas largas continuas, entonces se tiene que parpadear con frecuencia durante el momento de la lectura. Mínimo se tiene que lograr un descanso de 5 minutos para que se evite el desarrollo de este ojo seco que se le denomina síndrome visual para el ordenador.

En cuanto a los tratamientos para esta afección

El “ojo seco” pasa a ser una enfermedad de tipo crónica que no va a tener una cura definitiva o total. En cambio, el mismo tratamiento va a tener un par de objetivos, curar y evitar las lesiones posibles para la superficie de lo que es el ojo que se encuentran causadas por la misma sequedad y así pasar a paliar los síntomas del mismo paciente.

El tratamiento pasa a consistir en:

  • Sustitución de la lágrima y aumento de la lubricación de la superficie a nivel ocular.
  • Uso de lágrimas artificiales, de preferencia que no tengan conservantes, que sean de pomada, gel o colirio. En los casos más severos, el uso de los hemoderivados, incluso del mismo paciente, el colirio pasa a ser una buena opción.
  • Evita la evaporación de la lágrima que existe en la superficie a nivel ocular al usar gafas que van a cubrir por completo los ojos, incluyendo los laterales.
  • Reducción de la inflamación en la misma superficie ocular que se encuentra producida por la sequedad al usar los colirios antiinflamatorios. El uso de este tipo de fármaco pasa a ser controlado de manera estricta por el mismo oftalmólogo ya que posee efectos secundarios como lo es la subida para la misma presión intraocular.

Cabe destacar, que también es importante que tengas en cuenta las indicaciones y recomendaciones que te da tu médico especialista para que puedas tomar las previsiones y solvencias de tu caso.

y agrégalos al carrito, Conoce más productos.

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes


¿Puedo tener déficit de capa acuosa y tener ojos secos?

Sí, conexo a las tantas causas que existen para tener ojos secos, también se encuentra la carencia de capa acuosa. Por lo que es importante que te chequees con tu oftalmólogo para que determine la solvencia pertinente.

¿No existen remedios caseros que ayuden a los ojos secos?

Puede haber en existencia remedios caseros que te causen alivio, pero a ciencia cierta, no existe una cura definitiva. Es por esto, que la mejor solvencia y recomendación es que te veas con tu médico de confianza para que al generarte el respectivo diagnóstico, también te indique las mejores soluciones.

¿Es necesario verse con un oftalmólogo?

Sí, es importante ya que son los especialistas en la rama y quienes manejan todo el conocimiento al respecto. Logrando de esta manera que tengas el alivio tan esperado en poco tiempo.