Sarcopenia: ¿Qué Es, Síntomas Y Cómo Prevenirla?

Se trata de una enfermedad progresiva que afecta el músculo esquelético. Su efecto característico es la disminución de la fuerza muscular, la masa muscular, y la energía física. El origen de la sarcopenia es tan completo y multifactorial como otras condiciones: los especialistas aseguran que existe una pérdida muscular relacionada con el envejecimiento, lo que es normal, pero hay diversos factores que pueden ir modificándose con la edad y con los hábitos de la persona que potencian esta enfermedad.

Dicha condición se encarga de socavar tu energía física y tu fuerza muscular, así que puedes contrarrestarla con actividad física. Hoy en día un gran porcentaje de la población cuenta con un estilo de vida sedentario: no realizan deportes y deben trabajar más de 8 horas en la computadora. Sin embargo, no todo está relacionado a los malos hábitos voluntarios, ya que algunos están hospitalizados, discapacitados, o enfermos, y por tanto, son más propensos a desarrollar sarcopenia. También influyen las patologías endocrinas, como las enfermedades crónicas, la resistencia a la insulina, las alteraciones en el estado nutricional, y el cáncer.

Síntomas de la sarcopenia

Las personas que desarrollan sarcopenia presentan demasiada debilidad, motivo por el cual se levantan con lentitud y tienen que apoyarse de un bastón para caminar. Esto también influye en las caídas, que se vuelven frecuentes. Por otro lado, experimentarás pérdida de peso o de masa muscular injustificada—y en muchos casos exagerada. Si la condición no se trata a tiempo, enfrentarás consecuencias más graves:

  • Aumento de fracturas
  • Aumento de ingresos hospitalarios
  • Aumento de la mortalidad
  • Aumento de caídas
  • Aumento de discapacidad física
  • Aumento de vida sedentaria
  • Etc.

¿Cómo se diagnostica la sarcopenia y cuál es su tratamiento?

Antes de llegar a una conclusión, debes pasar por una amalgama de pruebas físicas que permitirán a los médicos medir tu fuerza muscular y tu rendimiento físico. También debes someterte a las pruebas de imagen TC, RM, o DXA, con el fin de cuantificar tu masa muscular. Una vez que hayan confirmado la existencia de sarcopenia, tendrás que someterte a una dieta y una rutina de ejercicio estricta.

No existe un método universal para combatirla, sino que varía de acuerdo a la persona y su condición. Necesitas esperar la respuesta de un especialista. Sin embargo, te enlistamos a continuación los tratamientos más habituales:

  • Con testosterona. Muchos pacientes han sido diagnosticados con escasos niveles de esta hormona en la sangre, así que los médicos les ayudan a elevar el nivel de testosterona. ¿Por qué razón? Es uno de los químicos más importantes al elevar la masa muscular y la fuerza en las piernas.
  • Con hormona de crecimiento. Es una opción exagerada para elevar el índice de masa muscular y de fuerza en tu persona empleando hipopituitarismo.
  • Con tratamiento nutricional. Las dietas que abundan en proteínas y en otros nutrientes relacionados a la fuerza son idóneas para evitar el progreso de la sarcopenia.
  • Con ejercicios. Solo necesitas realizar un ejercicio enfocado a la resistencia (peso muerto o cardio), al equilibrio (yoga), o la fuerza (pesas). Esto no debe tomar más de una hora; de hecho, si realizas una rutina de 30 minutos cada día es suficiente para mantener un estado saludable. Cuando hablamos del tratamiento, necesitas hacerla hasta cuatro veces por semana, según lo dicte el especialista.
  • Y con intervención en el sistema inmune. Es un tratamiento que aplica sustancias como la pentoxifilina, con el fin de regular la producción de otros químicos. Entre ellos las citocinas, hormona encargada de reducir la masa muscular.

¿La sarcopenia afecta solo a los adultos mayores?

Es importante saber que la sarcopenia afecta más de un 20% de las personas con 65-70 años de edad, pero el porcentaje se intensifica entre la población de +80 años, llegando al 50%. Las principales personas que manifiestan los síntomas son los hombres, una vez que alcanzan los 75 años, el 55% de ellos se vuelven más débiles. Cuando hablamos de las mujeres, el 45% padecen sarcopenia a los 75 años. Pero esto no significa que afecta solo a los adultos mayores, también se presenta en los jóvenes.

De acuerdo a una investigación realizada por la Acta Médica Colombiana, y publicada por la revista Scielo, los hábitos de los jóvenes fomentan el desarrollo de esta enfermedad. ¿De qué forma? Promueven la obesidad, carecen de una vida activa, mantienen una dieta rica en calorías y pobre en proteínas, etc. La sarcopenia comienza a notarse con fuerza a los 40 años, mientras que a los 65 presenta síntomas más agudos. A pesar de esto, los especialistas aseguran que se puede combatir y que no es una condición universal en las personas de la tercera edad. Si bien su presencia es mayoritaria, adoptando buenos hábitos serás capaz de contrarrestar sus efectos.

¿Cómo prevenir la sarcopenia?

Recomendamos que realices ejercicio a diario, al menos 30 minutos de cardio, y que mantengas una dieta equilibrada. Lo que se traduce a la reducción de grasas, de dulces, y de alimentos procesados. El ejercicio puede ser aeróbico, como trotar o nadar. Pero no debes limitarte al cardio, sino probar nuevas técnicas, sobre todo las relacionadas a pesas: peso muerto, mancuernas libres, y más. De esta forma ganarás masa muscular y fortalecerás tus músculos. Tienes que hacerlo hasta tres o cuatro veces a la semana.

En lo que respecta a la dieta, la alimentación debe ser baja en hidratos de carbono refinados (alimentos procesados) y rica en antioxidantes, fibra, y proteínas animales y vegetales. Esto es lo más cercano a la dieta mediterránea. No olvides emplear siempre productos de alta calidad, ya que esto influye demasiado en tu estilo de vida. Cuando hablamos de alimentos eficientes para conseguir masa muscular, destacamos el pavo, el pollo, y la carne blanca de ave. También prueba el aceite de oliva, un antioxidante natural para reducir el envejecimiento celular. De igual forma, promueve en tu familia el consumo de legumbres, frutos secos, cereales integrales, lácteos, suero de leche, o yogur.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Tienen medicamentos para los dolores musculares?

Sí, encuentra los medicamentos para el dolor muscular de los laboratorios más reconocidos.

¿Son efectivos los medicamentos para el dolor muscular?

Claro que sí, en Farmatodo tenemos medicamentos garantizados por marcas con amplia experiencia.

¿Tienen envíos a todo el país?

Sí, pide desde donde estés y recibe en la puerta de tu casa.