Presión Arterial Alta: Síntomas y Tratamiento

Editorial Farmatodo.

Contenido posible gracias a:


La presión arterial alta también conocida como hipertensión, es una afección cardíaca que se genera por la cantidad de sangre que se bombea con fuerza contra las paredes arteriales o resistencia del flujo sanguíneo en las arterias. Es decir, cuando una persona tiene arterias muy estrechas y su corazón comienza a bombear mucha sangre, más alta será la presión arterial.

Cabe destacar que esta afección puede estar presente en las personas sin ocasionar síntomas. Razón por la cual muchas veces se presentan ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Por otra parte, la presión arterial alta se mide en milímetros de mercurio, es decir, mm Hg. De esta manera, se lee en dos formas:

Presión sistólica o valor superior: este número mide la presión que se genera en las arterias con los latidos del corazón.

Presión diastólica o valor inferior: este número mide la presión que se genera en las arterias entre cada latido.

Síntomas de presión arterial alta

Por lo general, la hipertensión no suele presentar síntomas o signos en la mayoría de las personas. Sin embargo, otras personas llegan a presentar algunos síntomas sobre todo cuando los niveles de presión son críticos. Entre estos se encuentran los siguientes:

  • Dolor de cabeza.
  • Sangrado nasal.
  • Dificultad para respirar.

Causas

Las causas de la presión arterial alta se pueden dividir de acuerdo al tipo de hipertensión. Esta se divide en 2:

  1. Presión arterial alta primaria: esta se va desarrollando a través de los años y no se ha determinado una causa identificable.
  2. Presión arterial alta secundaria: este tipo de hipertensión suele desarrollarse a causa de otras enfermedades, así como a causa de algunos medicamentos. Puede presentarse de forma repentina. Entre algunas de sus causas se destacan las siguientes:
  3. Problemas renales.
  4. Problemas de las tiroides.
  5. Afecciones congénitas en los vasos sanguíneos.
  6. Apnea obstructiva del sueño.
  7. Consumo de medicamentos tales como analgésicos, antigripales, píldoras anticonceptivas, descongestionantes, entre otros.
  8. Tumores en la glándula suprarrenal.
  9. Consumo de drogas ilícitas.

¿Existen factores de riesgo que causen presión arterial alta? Por supuesto, son muchos y a continuación te mencionamos algunos de ellos:

  • Edad: la hipertensión tiene mayor incidencia a medida que se envejece, las personas de 64 y 65 años son más propensas a desarrollarla.
  • Raza: los ascendentes africanos tienen mayor frecuencia a tener hipertensión.
  • Antecedentes familiares: esta afección en la mayoría de los casos es hereditaria.
  • Alto consumo de sal: tener una dieta con exceso de sodio genera retención de líquido y por ende presión arterial alta.
  • Sobrepeso y obesidad: a mayor peso, mayor necesidad de sangre se requiere para oxigenar los tejidos. Por lo tanto, mayor presión arterial.
  • Estilo de vida sedentario: el sedentarismo también causa la hipertensión, tener falta de actividad física es un factor que aumenta los riesgos de tener problemas cardíacos.
  • Insuficiencia de potasio: cuando existen niveles bajos de potasio el organismo no regula bien el sodio, por lo tanto, puede generar presión arterial alta.
  • Estrés: el estrés también es una afección que aumenta la presión arterial de manera temporal.
  • Consumo de tabaco y alcohol: el consumo excesivo del tabaco y el alcohol suelen generar daños en el corazón y las paredes arteriales por lo que causa un estrechamiento en las arterias y aumenta la presión arterial.
  • Enfermedades crónicas: algunas enfermedades como la diabetes, problemas renales e incluso apnea del sueño son factores de riesgo para que se desarrolle una hipertensión.

Tratamiento

El tratamiento para la presión arterial alta puede ir desde cambios en el estilo de vida, hasta medicamentos. Entre estos se encuentran los siguientes:

Estilo de vida

  • Mantén una alimentación saludable: comer de manera sana y balanceada ayuda a mantener los niveles de presión arterial en normalidad. Para ello debes consumir más potasio, frutas, verduras, pescado, así como disminuir las grasas trans y saturadas. Además, es importante mantener una dieta baja en sal.
  • Evita la vida sedentaria y mantén un peso saludable: Realizar más actividad física te ayudará a regular la presión arterial alta, a su vez, también será fundamental para mantener un peso saludable y ayudar a disminuir o controlar otros rasgos que pueden ser perjudiciales para la salud, tal como el estrés. Lo recomendable es realizar al menos 30 minutos de ejercicios al día.
  • Disminuye el consumo de alcohol y tabaco: estos dos factores suelen aumentar la presión arterial, por lo tanto, como parte del tratamiento es fundamental evitar su consumo o disminuir en gran medida. De esta forma evitarás que las arterias se estrechen.
  • Controla el estrés: reducir el estrés es vital para evitar que la presión arterial suba. Lo mejor es aplicar técnicas de relajación, respiración profunda, ejercicios y actividades como el yoga.
  • Mantén controlada la presión arterial en casa: tener un tensiómetro en casa y aprender a medir la presión arterial te ayudará a mantener un buen control diario. Cabe destacar que realizar este tipo de mediciones en casa no significa que se debe dejar de ir al médico o no cumplir con las medicinas que el especialista te haya indicado. Todo lo contrario, es una medida de control y prevención para evitar cualquier complicación.
  • Control de la presión arterial en el embarazo: algunas mujeres durante el embarazo suelen presentar hipertensión, por lo que es importante mantener un control con el especialista para normalizar las medidas y evitar que el embarazo tenga complicaciones.

Medicamentos

Algunos de los medicamentos que los médicos pueden recetar para la presión arterial alta, son:

  • Diuréticos: este tipo de medicamento suele ser recetado para controlar la presión arterial, estos se encargan de eliminar el sodio y agua del organismo con mayor eficiencia. Hay diferentes tipos de diuréticos y dependerá de tus niveles de presión arterial o afecciones cardiacas para que tu médico te indique el adecuado.
  • Antagonistas de receptores de angiotensina II: ayudan a relajar los vasos sanguíneos, evitando de esta forma que se estrechen y generen una presión alta.
  • Inhibidores ECA (Enzima Convertidora de Angiotensina): ayuda a bloquear la sustancia química natural que se forma en los vasos sanguíneos, evitando que estos se estrechen. Este tipo de medicamento se consiguen en diferentes presentaciones y de acuerdo a tu diagnóstico el especialista te recetará una de ellas.
  • Bloqueador de canales de calcio: este tipo de medicamento igualmente ayuda a relajar los vasos sanguíneos.

Cabe destacar que es importante no automedicarse, así como consultar con el médico todo lo necesario acerca del tratamiento que te indique. De esta forma, vas a evitar interacciones con alimentos u otros medicamentos que puedan generar una mala reacción.

y agrégalos al carrito, Conoce más productos.

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes


¿De cuánto es la presión arterial alta?

Se presenta la presión arterial alta cuando las mediciones se encuentran por encima de los 140/90 y en los casos más críticos cuando se eleva por encima de los 180/120.

¿Los medicamentos para la hipertensión son de venta libre?

La mayoría de los medicamentos para tratar la presión arterial alta requieren ser recetados por un especialista. Existen diferentes medicinas para tratar la hipertensión por lo que es importante no automedicarse y seguir las instrucciones del médico.

¿Qué alimentos debo evitar comer si tengo presión arterial alta?

Los alimentos con mucha sal y azúcar, grasas trans y grasas saturadas son los principales en aumentar los niveles de la presión arterial. Por lo que es importante llevar una dieta sana y balanceada.