¿Qué Es El Sistema Inmune Y Cómo Debo Protegerlo?

Top 9 + 1 hábitos que fortalecerán tu sistema inmune

Existen más de diez formas de aumentar tus defensas, pero las más importantes radican en la alimentación y evitar la vida sedentaria. Recuerda que no es complicado mejorar la respuesta de tu sistema inmune, sino mantener los hábitos. A continuación, te enlistamos todo lo que necesitas hacer:

  1. Debes incluir alimentos esenciales en tu dieta, como, por ejemplo, frutas y verduras.
  2. Debes lavar tus alimentos de forma correcta y evitar comprar materiales de baja calidad, podridos, o vencidos.
  3. Debes mantener tus manos aseadas en todo momento, de lo contrario podrías introducir bacterias a través de ellas por tus ojos, oídos, alimentos, y más.
  4. Debes regular el consumo de proteínas animales, cereales, carbohidratos, y legumbres.
  5. Debes eliminar las grasas saturadas, el sodio, y los azúcares agregados, o al menos reducir su porcentaje semanal.
  6. Debes mantenerte hidratado. Solo necesitas beber uno o dos litros de agua diarios.
  7. Debes adicionar vitaminas y minerales a tu dieta, considerando que influyen de manera radical como cofactores en tus vías metabólicas. Y por tanto, mejoran el funcionamiento de tu sistema inmune.
  8. Debes evitar el estrés, ten en cuenta que las hormonas que produces durante este estado afectarán de manera negativa tu salud emocional, física, y psicológica.
  9. Y debes realizar ejercicio durante 30 minutos todos los días. Recomendamos que formes una rutina de cuatro ejercicios que incluyan: equilibrio y flexibilidad (yoga), fuerza (pesas), y resistencia (peso muerto o cardio.)

Los mejores alimentos para mejorar tu sistema inmune

Teniendo en cuenta los hábitos que te permiten optimizar las defensas naturales de tu cuerpo, hacemos hincapié en la alimentación. Lo que consumes se reflejará de forma instantánea en el exterior, ya que los mayores cambios provienen del interior. Por ello te aconsejamos aumentar el consumo de los siguientes ingredientes:

La almendra

Uno de los aspectos que seduce de la almendra es la vitamina E, ya que mejora la respuesta de tu sistema inmune. Se trata de una vitamina liposoluble: necesita grasas para absorber, por eso los nutriólogos motivan a las personas a comprar frutos secos o nueces. Por otro lado, un estudio demostró que 45 almendras crudas con piel son el equivalente de la dosis diaria recomendada de vitamina E.

El ajo

En la antigüedad fue empleado para combatir diversas infecciones, destacándose como un excelente antifúngico, antiviral, y antibacteriano natural. Además, reduce la presión sanguínea y el envejecimiento de las arterias. Dichas propiedades son una ventaja inmunológica enorme, y todo radica en su concentración de compuesto de sulfuro. Como, por ejemplo, la alicina.

El arándano

Los arándanos son ricos en flavonoides o antocianina, un compuesto que le brinda su característico color oscuro, pero no influye solo en la estética, sino que abundan en propiedades antioxidantes. Son en exceso valiosos para las vías respiratorias. De acuerdo con un estudio, las personas que consumen menos arándanos son propensas a padecer resfriados.

El ave de corral

Uno de los aspectos que seducen del pollo es que combate con eficacia los síntomas del resfriado, pero también ayuda a prevenir las influenzas futuras. Es un ciclo que se repite: cuando el virus entra por vía respiratoria o por contacto con los ojos, por ejemplo, invade los tejidos del tracto respiratorio superior. Esto provoca que el sistema inmune responda inflamando dicha zona. Aquí se eleva la producción de glóbulos blancos, quienes son enviados al tracto respiratorio para defenderlo.

El pollo o ave de corral se encarga de regular el movimiento de las células, evitando que aparezcan mucosidades. ¿Cómo lo logra? Es una importante fuente de vitamina B–6, hasta el punto en que aporta un 40–50% de la dosis diaria recomendada empleando solo 100 gramos de pollo. La vitamina B, dicho sea, juega un rol esencial en la regulación de las reacciones químicas de tu organismo.

El brócoli

Lo que nos encanta de este ingrediente son sus aportaciones de vitaminas y minerales, que van desde la vitamina A y C hasta la E. Por otro lado, brinda importantes dosis de fibra y antioxidantes.

El champiñón

La niacina, el selenio, y las vitaminas B son componentes vitales para el fortalecimiento de tus defensas. Pero ninguno de ellos es el verdadero atractivo de los champiñones, sino el polisacárido, una molécula de azúcar que aumenta el rendimiento del sistema inmune.

El chocolate negro

El compuesto que te interesa es la teobromina, un químico encargado de proteger los glóbulos rojos de los radicales libres: moléculas que genera el cuerpo cuando se descomponen los alimentos que ingieres; y cuando entran en contacto con contaminantes, apoyan el desarrollo de nuevas enfermedades. Por tal motivo se aconseja comer esta clase de chocolate. Sin embargo, evita exagerar, ya que contienen demasiadas grasas saturadas y calorías.

El limón, la naranja, la mandarina, y otros cítricos

Estos ingredientes tienen en común un compuesto: la vitamina C, encargada de aumentar la producción de glóbulos blancos, quienes se enfrentan a las infecciones. Por ello un gran porcentaje de médicos los recomiendan para prevenir o combatir los resfriados. No olvides que el cuerpo es incapaz de producir o almacenar la vitamina C, así que te motivamos a consumir críticos todos los días.

El crustáceo

A pesar de que no se considere uno de los ingredientes más populares para fortalecer el sistema inmune, es una gran fuente de zinc, y por tanto, sirve como regulador para las células encargadas de reforzar. Entre los crustáceos más eficientes destacamos al cangrejo, al mejillón, y la almeja.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Tienen vitaminas para aumentar las defensas?

Sí, en nuestra sección de Vitaminas y Productos Naturales encontrarás todas las vitaminas que necesitas.

¿En qué presentación tienen las vitaminas?

Depende la vitamina y la marca que elijas. Conoce todas las opciones disponibles.

¿Cuáles vitaminas tienen disponibles?

Contamos con Vitamina C, B, A, D3. Escoge la que necesitas y cómprala en minutos.