Quemaduras: ¿Qué Son, Tipos y Cómo Tratar Las Quemaduras?

Editorial Farmatodo.

Contenido posible gracias a:


Las quemaduras son daños que ocurren en la piel y en los tejidos producto de la exposición al calor, el fuego, radiación, contacto directo con electricidad, productos químicos e incluso por una sobreexposición a los rayos solares. Estas quemaduras se pueden dividir en diferentes tipos, que van desde las más leves hasta las más graves.

Asimismo, estas se tratan de diferentes formas de acuerdo a la gravedad de la misma y la ubicación de la quemadura. Para conocer todo lo referentes a los tipos y cómo tratar las quemaduras continúa leyendo.

Tipos de quemaduras y sus síntomas

Las quemaduras se diferencian por el grado de daño causado a la piel o los tejidos. Estas se dividen en 3 y cada uno suele presentar síntomas diferentes, así como requerir tratamientos acordes a cada lesión. Estos son:

Quemadura de primer grado

Las quemaduras de primer grado son las más leves, suelen producir un daño menor que por lo general es superficial. Esto significa que no causa daños en la epidermis o capa externa de la piel.

Es por ello, que este tipo de quemaduras no suele dejar secuelas. Suelen ser causadas por sobreexposición a los rayos solares o por alguna exposición a algún tipo de calor de forma rápida.

Esta quemadura causa los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Sequedad.
  • Ampollas.
  • Dolor o ardor intenso.
  • Inflamación moderada.

Quemadura de segundo grado

En el caso de las quemaduras de segundo grado, la capa exterior de la piel o epidermis llega a sufrir daños, así como de la dermis o los tejidos que se encuentran debajo. Este tipo de quemaduras además pueden ser tanto superficiales como profundas y pueden implicar pérdida de la función de la piel.

Entre sus principales síntomas se encuentran:

1- Quemaduras de segundo grado superficiales

  • Dolor o ardor intenso.
  • Superficie rosada de manera uniforme que blanquea si se aplica presión.
  • Sensibilidad.

2- Quemaduras de segundo grado profundas

  • Superficie con aspecto pálido, no presenta blanqueamiento si se genera presión.
  • Ampollas de color oscuro, si se rompen dejan ver la dermis y botan un líquido claro.
  • Zona insensibilizada.
  • Presenta escara gruesa.
  • Cicatrización lenta.
  • Puede asociarse a pérdida de glándulas sebáceas.

Quemadura de tercer grado

Este tipo de quemaduras son las más graves, estas presentan una destrucción completa de la epidermis y dermis. Además, son capaces de causar daños en el tejido adiposo subcutáneo o grasa. Igualmente, se pueden generar daños en los músculos, nervios y hasta en los huesos. Perdiendo completamente la sensibilidad del área afectada.

Entre los principales síntomas se encuentran:

  • Aparición de escaras blanquecinas u oscuras.
  • Tejidos y vasos coagulados.
  • Aspecto pálido.
  • No presenta dolor, ya que se destruyen los nervios.
  • Se rodea de quemaduras de primer y segundo grado.

Complicaciones al sufrir quemaduras

Las quemaduras independientemente de su grado pueden presentar diferentes complicaciones si no se toman los cuidados correspondientes, entre estos se encuentran:

  • Infecciones bacterianas.
  • Hipovolemia o volumen sanguíneo bajo.
  • Problemas respiratorios.
  • Cicatrices queloides.
  • Problemas en las articulaciones y huesos.

¿Cómo tratar las quemaduras?

En el caso de las quemaduras de primer grado, es decir, las más leves, pueden tratarse de forma sencilla en el hogar. Estas se suelen mejorar en pocas semanas.

Sin embargo, cuando ya se trata de quemaduras más avanzadas como las de segundo grado, es importante acudir a un médico para que este evalúe y aplique el tratamiento más oportuno de acuerdo a la lesión presentada y la zona.

En este caso, se suele recurrir a medicamentos, vendajes e incluso cirugía. La intención de cada uno de los métodos mencionados es ayudar a aliviar el dolor, prevenir infecciones, prevenir cicatrices, quitar el tejido muerto y recuperar el funcionamiento.

Por otra parte, cuando se trata de quemaduras de tercer grado, es decir, las más graves, el tratamiento debe ser más especializado. En estos casos, incluso se suele requerir de terapias psicológicas, fisioterapias y seguimientos médicos por varios meses.

Entre los tratamientos entonces podemos destacar los siguientes:

1- Cuidados en el hogar

Entre los principales tratamientos en casa para las quemaduras leves se encuentran:

  • No se deben romper las ampollas: en aquellos casos en los que se formen ampollas, es importante evitar romperlas. El líquido que contienen dentro ayudan a prevenir las infecciones. En el caso que se rompan accidentalmente, deberás limpiar con agua la herida y aplicar una crema con antibiótico. Para ello, debes consultar con un especialista para que te indique cuál es la mejor opción.
  • Mantener el área afectada fría: puedes colocar el área afectada debajo del agua fría. Cabe destacar que no debe estar casi congelada. En otro caso, puedes colocar compresas húmedas y frías en la zona para aliviar el dolor. Evita el hielo, ya que este puede generar daños más graves.
  • Quita todos los accesorios cercanos: si en la zona donde te quemaste tienes puestos accesorios tales como anillos, pulseras, collares, entre otros, debes retirarlos antes de que el área afectada se comience a inflamar.
  • Alivia el dolor con analgésicos: puedes consultar con un especialista para que te indique el mejor tratamiento para la quemadura. Este puede indicar el uso de analgésicos de venta libre.

2- Cuidados médicos

Dependiendo de la gravedad de la quemadura, una vez que recibas los primeros auxilios correspondientes, el especialista indicará algunos tratamientos para ayudar a aliviar las molestias y una curación rápida y efectiva. Entre estos se encuentran:

  • Tratamientos con agua: estos son mínimamente invasivos mediante el cual se limpian y estimulan los tejidos afectados.
  • Medicamentos para aliviar el dolor: las quemaduras suelen generar mucho dolor, por lo que los médicos pueden indicar medicamentos que ayuden a aliviar, estos van desde los de venta libre, hasta los que requieren de prescripción médica. Ya que depende de la gravedad de la quemada.
  • Cremas para quemaduras: existen diferentes cremas para tratar las quemaduras, así como ungüentos que ayudan a la cicatrización, prevención de infección y aliviar el dolor.
  • Apósitos: dependiendo de la herida el especialista puede utilizar apósitos para ayudar a que la lesión cierre.

3- Tratamiento quirúrgico y otros procedimientos

En los casos más graves se suelen realizar diferentes cirugías o procedimientos:

  • Injertos de piel: en este caso se emplean otras partes de piel sana para colocar en la zona afectada.
  • Cirugía plástica o reconstrucción: se recurre a la cirugía plástica para reconstruir la zona afectada y mejorar su aspecto, así como recuperar la flexibilidad de las articulaciones involucradas, entre otros.
  • Procedimiento para ayudar a la circulación sanguínea: cuando se generan escaras alrededor de las extremidades se puede cortar la circulación. De esta manera, el especialista puede hacer procedimientos como cortes de la escara para ayudar a liberar la presión.
  • Asistencia respiratoria: en el caso de que el área respiratoria se vea involucrada en quemaduras, es importante aplicar una asistencia respiratoria insertando un tubo en la tráquea.

Por último, existen muchos tratamientos y procedimientos más que sirven para atender los diferentes tipos de quemaduras. Ante cualquiera de ellos, siempre es importante no automedicarse, acudir a los primeros auxilios correspondientes y seguir todas las instrucciones de los especialistas.

y agrégalos al carrito, Conoce más productos.

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes


¿Qué grado de quemadura puede producir el sol?

Por lo general, el sol suele causar quemaduras de primer grado. Sin embargo, también puede ocasionar quemaduras de segundo grado. Es por ello, que es importante implementar el uso de protectores solares y evitar la exposición prolongada a los rayos del sol.

¿Me puedo causar una quemadura de tercer grado cocinando?

Sí, existen diferentes factores al momento de cocinar que pueden generar una quemadura de tercer grado. Ya sea mediante contacto directo con el fuego, que te caiga encima aceite o agua hirviendo, entre otros. Por lo que es importante tomar las medidas preventivas necesarias.

¿Las quemaduras dejan cicatrices?

Dependiendo del grado de quemadura y del tipo de cuidado que le des. Por lo general, las quemaduras de primer y segundo grado superficial no suelen dejar ningún tipo de cicatriz. Mientras que las de segundo grado profundas y tercer grado si suelen dejar secuelas.