Epistaxis: Causas Del Sangrado Por La Nariz

Editorial Farmatodo.

Contenido posible gracias a:


Aunque no lo creas es muy probable que en algún punto de tu vida hayas sufrido de epistaxis. Ya que está comprobado estadísticamente que las personas por cierto tipo de causas, tales como naturales, accidentes y demás han tenido un incidente definido como epistaxis, la causa del sangrado por la nariz.

En este artículo te presentamos todo lo relacionado al concepto de la epistaxis: causas del sangrado por la nariz, sus síntomas anteriores al sangrado y los distintos tipos que hay de epistaxis.

¿De qué trata la epistaxis?

Este tipo de hemorragias que suelen ser tomadas como “accidentes” o descuidos realmente tiene un nombre y pertenece a epistaxis. Las epistaxis son todas aquellas hemorragias nasales que afectan a la persona y que suelen ocurrir por varios elementos.

La zona por la cual baja la sangre y se produce el sangrado hemorrágico es por el tabique nasal en la parte anterior. Aunque en algunos casos es por el lado opuesto, es decir, la parte posterior del tabique o fosa nasal.

Aunque explicaremos con mayor exactitud cada razón o causa de un sangrado de nariz. Las razones más comunes suelen ser por episodios anteriores en los que las fosas nasales están irritadas, estornudos exagerados, temperaturas muy bajas o algunos casos vasos sanguíneos rotos.

Causas del sangrado por la nariz

Como expresamos anteriormente hay muchas razones y todas distinta de una a la otra por la cual una persona puede padecer de epistaxis. Ya que el sangrado por la nariz existe al malograr nuestra fosa nasal, temperaturas inhumanas o exposición a químicos.

Las razones y causas más comunes de una epistaxis son:

  • Malformación en el tabique nasal

Una razón biológica del porqué las epistaxis ocurren es debido a la mala formación del tabique nasal, ya que esta deformación podría significar la falta de cartílago, vasos sanguíneos, etc.

Al igual que un tabique nasal no formado de manera común, están las desviaciones en la nariz que pueden deberse a malformaciones, accidentes, lesiones y más, siendo una causa potencial.

  • Rinitis

La rinitis es un trastorno que afecta al individuo en su membrana de mucosa, provocando irritación e inflamación en ella. Por lo que un vaso sanguíneo puede estar roto y herido, provocando una hemorragia nasal o conocido también como epistaxis.

  • Altura brusca

Si te encuentras en un avión a muchos pies de altura y notas que has tenido una hemorragia nasal entonces esto puede deberse a la presión del aire y la altura, provocando epistaxis. El mismo caso ocurre para los buzos, el estar con tanta presión de aire a metros de distancia de tierra plana provocaría un sangrado en la nariz.

  • Membrana mucosa con resequedad

Son muchos factores lo que pueden provocar un sangrado de nariz. En este caso la posibilidad de tener la membrana mucosa con resequedad es posible, esto ocurre generalmente por estar en sitio mal ventilados, con poca entrada y salida de aire.

  • Respirar aire contaminado

Con esta causa no nos referimos a estar en un lugar y oler algo putrefacto, nos referimos a respirar aire contaminado a través de químicos y sustancias nocivas, siendo dañino para los tejidos y vasos sanguíneos, originando un episodio de epistaxis.

  • Fuerza excesiva

Una de las razones más comunes por las cuales las personas tienden a sufrir un sangrado de nariz. La fuerza excesiva está empleada en estornudos exagerados, donde se emplea una fuerza inusual y donde la nariz está herida. Otro caso de fuerza excesiva está en hurgarse la nariz sin cuidado, ocasionando la epistaxis.

Tipos de epistaxis

El sangrado en la nariz es un episodio hemorrágico nasal por el cual las personas suelen pasar, siendo algo común y fácil de ser tratado al momento. Por ello si estás preocupado por sangrar por la nariz entonces necesitas saber que es común y que posiblemente fue un accidente o descuido.

Existen dos tipos de epistaxis, está el rompimiento y escape de sangre, todo esto se origina desde el tabique hasta el orificio nasal. Pero la herida proviene desde el lado interior o posterior, siendo epistaxis anterior y epistaxis posterior los dos tipos.

  • Epistaxis anterior

En el caso de este tipo de epistaxis existe la posibilidad de que la hemorragia ocurra tanto por una fosa nasal como también en ambas fosas nasales. Todo dependiendo de la gravedad de la hemorragia. Una epistaxis anterior se define por ser un sitio ubicado en la mucosa, este sitio está ubicado antes del tabique nasal, de allí su nombre ‘anterior’.

  • Epistaxis posterior

Entre los dos tipos de epistaxis que hay, la epistaxis posterior es aquella que no ocurre tan a menudo. Esto se debe a que el punto de sangrado no es fácil de localizar, aunque su conducto de salida es a través de la faringe. La epistaxis posterior es más grave.

Tratamiento para la epistaxis

Los tratamientos relacionados y para la epistaxis son empezar en el hogar o sitio seguro. Por lo que el primer tipo de tratamiento puede hacerse con ayuda de alguien o por tu propia voluntad, el lugar debe ser tranquilo, cómodo y para descansar.

El querer introducir algún objeto por las fosas nasales para evitar el sangrado es un error, la mejor recomendación es respirar por la boca, tanto inhalar como exhalar. El usar hielo alrededor de la nariz puede ayudar mucho a la desinflamación y cese de la hemorragia.

En caso de que la hemorragia no se detenga, el mejor tratamiento al instante es tapar un orificio con algodón, sin hacer daño o provocar más dolor, ya que la idea es detener el sangrado de manera delicada, la cabeza del afectado debe estar hacia arriba para que la gravedad ayude.

Posteriormente al consultar con un médico, este tendrá el trabajo de dejar ciertos tipos de tratamientos. Estos tratamientos suelen estar particionados entre nivelar la presión arterial, seguir con el taponamiento de las fosas nasales en caso de que se repita.

Asegurar a través de ejercicios y métodos que el sistema sanguíneo se encuentre bien, haciendo que la sangre circule y coagule de manera correcta.

Para evitar vasos sanguíneos rotos se pueden cerrar usando el calor, sea por barras de nitrato en plata o corriente eléctrica.

y agrégalos al carrito, Conoce más productos.

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes


¿Puedo sufrir de epistaxis por malformaciones?

Sí, las epistaxis se pueden dar por malformaciones genéticas que tienen lugar principalmente en la zona de la nariz. Bien sea por una desviación “natural” o por la carencia de algún cartílago.

¿Puedo estar caminando en la calle y sufrir de sangrado en la nariz?

Sí, es sumamente común que incluso al estar caminando por tu casa o al estar realizando tus actividades regulares comiences a sangrar por la nariz. En estos casos siempre es prudente que coloques tu cabeza inclinada hacia atrás y que tomes algún pañuelo para secar la sangre hasta que se detenga la hemorragia.

¿Es letal sufrir de epistaxis?

No, no es letal aunque es recomendable que cuando se tengan episodios de epistaxis muy frecuentes, se proceda a visitar al médico especialista de confianza para que te realice un chequeo médico y te permita dar mejor diagnóstico de tus afecciones.