Ejercicios De Respiración Para Bebés

La respiración es la función principal mediante la cual obtenemos oxígeno, fabricamos energía y nos mantenemos con vida. La mayoría de las veces estamos respirando sin darnos cuenta, ya que es un proceso natural. Sin embargo, al igual que en los adultos, existen ejercicios de respiración para bebés que ayudan a respirar mejor y a disminuir las situaciones de desespero, enojo y muchas más.

Ayudar a los bebés a ser conscientes de la respiración aporta numerosos beneficios. De esta manera, se les enseña a conocer otras sensaciones y a controlar su respiración en diversas situaciones donde se comience a hiperventilar ya sea por emociones o por alguna afección médica.

Cuando hablamos de esto último, ocurre cuando la respiración se acelera y se genera de manera superficial. Esto evita que llegue el suficiente oxígeno a los tejidos debido a la liberación excesiva de CO2 o dióxido de carbono. Es por ello que, mediante algunos ejercicios se puede enseñar a los bebés a respirar bien, respirar profundo y controlar el ritmo de respiración.

5 ejercicios de respiración para bebés

Desde recién nacidos la respiración es clave para que estos se puedan desarrollar y crecer correctamente. En esta etapa lo normal es que los pequeños puedan respirar por la nariz manteniendo la boca cerrada. En caso de que respiren con la boca abierta o generen ronquidos leves, su respiración no está siento fisiológicamente correcta y puede generar problemas como:

  • Sueño perturbado.
  • Reducción del aire hacia los pulmones.
  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Crecimiento reducido.
  • Infecciones orales con mayor frecuencia.

En el caso de los recién nacidos y menores de 12 meses los ejercicios respiratorios deben ser consultados con un médico especialista. Estos pueden variar de acuerdo a los síntomas que presente el bebé, ya que generalmente las dificultades para respirar bien son por alguna afección como la gripa y se debe observar muy bien su abdomen y la zona subcostal para ver el ritmo de respiración que llevan.

1- Adáptate a su ritmo respiratorio

Un ejercicio muy sencillo de respiración para bebés es colocarlo semi sentado y colocar tus manos a los costados al nivel de las costillas como si lo fueses a coger para cargarlo. Una vez en esta posición solo debes comenzar a seguir su ritmo respiratorio hasta estar bien sincronizados.

Luego, debes ir motivando ese ritmo de respiración para que se vaya alargando al momento de exhalar. Para ello, debes realizar una presión suave durante 3 segundos y luego vuelves a adaptarte a su ritmo respiratorio. Este ejercicio es ideal repetir al menos 15 veces cada 3 días si tu bebé presenta secreciones lo cual ayudará a despejar las vías respiratorias y facilitar la expectoración en caso de presentar por ejemplo gripa.

2- Pulso con dos manos

Otro de los ejercicios que se pueden realizar en los bebés más pequeños es colocarlos en una posición semi sentado y con las piernas flexionadas. La idea aquí, es colocar una mano a la altura del abdomen y la otra mano en la zona del tórax de manera suave.

Una vez en esta posición, solo debes seguir su ritmo respiratorio hasta estar bien sincronizados. Luego, vas a realizar una leve presión mantenida durante solo 5 segundos al momento de expirar y vuelves a seguir su ritmo de respiración. Al igual que el ejercicio anterior, este se puede realizar máximo 15 repeticiones.

3- Rebote con fitball o pelota de ejercicio

Un ejercicio de respiración para bebés que además de ayudarlo a tener una mejor respiración es un poco más divertido lo puedes realizar con una fitball o pelota de ejercicio.

Este ejercicio consiste en que te sientes sobre la fitball y colocas al bebé en tus piernas viendo al frente y con sus piernas flexionadas. Luego, debes colocar tus dos manos a los costados al nivel del tórax apoyando bien la superficie palmar.

Una vez en la posición y siguiendo su ritmo respiratorio lo que se debe realizar es una pequeña y suave presión seguido de pequeños rebotes en la pelota. Este ejercicio permite aumentar su capacidad pulmonar, favorece al movimiento ventilatorio y a eliminar las secreciones de ser el caso.

4- Inflar globos imaginarios un ejercicio respiratorio

Para los bebés más grandes, existen también otra serie de ejercicios de respiración que se pueden realizar. Uno de ellos es hacer que se está inflando un globo. Para ello se deben colocar sentados con la espalda recta preferiblemente apoyados en el respaldo de una silla.

Una vez bien posicionado, se debe hacer como que se infla un globo grande iniciando por coger aire por la nariz (inhalando) y luego expulsando el aire (exhalando) por la boca como si estuviese llenando ese globo hasta que esté bien grande. Es importante que se realice de manera controlada y no muy rápido. Lo ideal es hacer varias repeticiones, lo mejor es que al hacerlo con tu pequeño/a puede ser un ejercicio divertido.

5- Desplazar las pelotitas

Por último, un ejercicio de respiración para bebés divertido, seguro y funcional es soplar las pelotitas hasta lograr desplazarlas. En este ejercicio se pueden realizar pelotitas con papel o incluso conseguir unas de plástico o cualquier otro material que pueda desplazarse con facilidad.

Este ejercicio consiste en realizar una especie de calle con dos líneas de las cuales no se pueden salir las pelotitas. En este punto, se debe indicar a los pequeños que soplen dos veces seguidas, luego, deberán soplar una sola vez durante un tiempo más largo y seguido de esto, soplar tres veces muy cortos.

Asimismo, deberá continuar soplando una vez de manera larga hasta donde aguante y por último soplar muy lento y suave. Esto le ayudará a controlar mejor su ritmo de respiración.

Control de la respiración en bebés

Como hemos mencionado desde el inicio ayudar y enseñar a los bebés a respirar bien es fundamental. Una buena respiración mantiene una conducta más relajada, ayuda a la concentración, desarrollo y crecimiento. Asimismo, evita que los bebés caigan en estado de alteración.

Por otra parte, antes de realizar cualquier ejercicio de reparación para bebés es importante que consultes con un especialista. De esta manera, vas a tener una mayor seguridad de los ejercicios que se adaptan mejor a tu bebé.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Los ejercicios de respiración para bebés se pueden aplicar a cualquier edad?

Antes de realizar cualquier ejercicio de respiración es importante consultar con el pediatra. De esta manera, este puede evaluar si tu bebé tiene las condicionas para que se le realicen los ejercicios independientemente de la edad.

¿Existen aparatos para realizar ejercicios de respiración para bebés?

Sí, existen algunos aparatos como los espirómetros que ayudan a realizar ejercicios de respiración. Estos generalmente son portátiles y contienen unas bolitas que deben moverse al inhalar o exhalar.

¿Los chupos pueden ayudar a controlar la respiración en bebés?

Sí, algunos chupos ayudan a los bebés a controlar la respiración debido a que mantienen la lengua en su lugar y permiten que estos respiren únicamente mediante la nariz.