¿Cómo Cuidar A Un Bebé Después De Las Vacunas?

Seguir el esquema de vacunación en los bebés es muy importante para protegerlos ante diferentes enfermedades o afecciones desde temprana edad. Sin embargo, esta puede llegar a causar algunos malestares generales o molestias en el área donde sea vacunado. Si te preguntas ¿Cómo cuidar a un bebé después de las vacunas? en la siguiente guía te explicaremos todo lo necesario.

Las vacunas varían de acuerdo a la enfermedad que buscan prevenir, estas crean anticuerpos que ayudan a combatir diferentes virus o bacterias. Generalmente causan malestares leves en los bebés, los cuales pueden disminuir o evitarse si se toman los cuidados necesarios.

Síntomas comunes en un bebé después de las vacunas

Si ya has vacunado a tu bebé o es el momento de hacerlo, generalmente los síntomas que se presentan luego de las vacunas son leves. Entre los principales se encuentran:

  • Dolor en el área donde se colocó la vacuna: este suele ser en el momento de aplicar la vacuna, por lo que suele durar solo unos minutos. En caso de que el dolor se extienda y se presente acompañado de otros síntomas fuertes deberás acudir a un especialista inmediatamente.
  • Fiebre: algunas vacunas pueden llegar a generar fiebre desde el mismo día en el que se realiza la inoculación, mientras otras incluso las generan hasta una semana después. Asimismo, una fiebre “normal” después de las vacunas no suele tener una duración superior a 24 horas y no llega a superar los 38,5 ºC.
  • Hinchazón y enrojecimiento en el área donde se colocó la vacuna: otro de los síntomas más comunes en un bebé después de las vacunas, los cuales no suelen tener una duración de más de un día y suelen aparecer únicamente en el área donde se realizó el pinchazo.
  • Irritabilidad: la irritabilidad es un síntoma normal, ya que el bebé se sentirá incómodo y generará que este llore más. Generalmente esto no suele durar más de un día.

Si bien estos son los principales síntomas, existen muchos más que pueden llegar a ser más graves. Asimismo, es importante monitorear cada síntoma que se presente, ya que normalmente no deben tener una duración superior a dos días. Si estos se prolongan debes acudir a un especialista de forma inmediata para evaluar al bebé y prevenir cualquier complicación.

Por otra parte, se puede resaltar que existen estudios que han comprobado que aquellos bebés que se alimentan mediante leche materna, no suelen presentar tantos síntomas. A diferencia de los que son alimentados con leche de fórmula o una lactancia mixta.

De igual forma, es importante mencionar que no se debe automedicar al bebé. Siempre que exista algún síntoma se deben seguir las indicaciones del pediatra para conocer con exactitud si se le debe proporcionar algún medicamento y las dosis exactas de acuerdo a su edad y síntomas.

Cuidados a tener en cuenta al vacunar a un bebé

Conociendo los principales síntomas, saber cómo cuidar a un bebé después de las vacunas es esencial. De esta forma, se van a poder aliviar los dolores, irritaciones, la hinchazón y cualquier otro de los síntomas mencionados previamente e incluso evitarlos.

Para calmar el dolor que genera el pinchazo se puede acudir a amamantar al bebé. Esto ayuda a relajar y a disminuir la molestia generada, permitiendo que el bebé se sienta más cómodo. De igual manera, colocar un pañito húmedo con agua a temperatura ambiente puede aliviar el dolor generado por el pinchazo. En caso de que el dolor perdure por más de un día, consulta con su pediatra inmediatamente.

Por otra parte, en caso de que se produzca hinchazón en el área del pinchazo, se puede aplicar una compresa de agua fría en la zona. Esto ayudará a desinflamar y a disminuir también el enrojecimiento. En caso de que el bebé presente fiebre las compresas de agua tibia o un baño con agua tibia puede ayudar a aliviar el malestar y bajar la temperatura. Es importante que no automediques al bebé, ante cualquier duda consulta con un especialista y sigue los pasos o indicaciones que el médico te sugiera.

Por último, ten en cuenta que generalmente los malestares después de las vacunas generan irritabilidad. Por lo que tu bebé va a requerir de muchos mimos, tenerlo en brazos, hacerle cariño, todas estas muestras de afecto que ayuden a calmar pueden ayudar a que tu bebé se sienta mejor.

¿Vacunar a un bebé lo protege de las enfermedades?

Si tienes dudas con respecto a vacunar o no a un bebé, lo ideal es que consultes con su pediatra. Sin embargo, debes saber que estas ayudan a proteger de las enfermedades que correspondan de acuerdo al tipo de vacuna y las dosis que le coloques.

Es por ello, que en caso de vacunar a un bebé se debe guardar el carné de vacunación y seguir los esquemas indicados para cada tipo de vacuna. Asimismo, estas se colocan también dependiendo de la edad de los pequeños. Aunque para evitar las enfermedades más allá de contar con todas las vacunas que le correspondan es vital proporcionar a los bebés los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para fortalecer su sistema inmunológico.

Por otra parte, para reforzar en contra de los virus o bacterias a los que se destina cada vacuna, estas se suelen repetir de acuerdo a la edad del bebé en algunos meses o al cumplir más edad.

Asimismo, influye el factor poblacional en cuanto a la cobertura de las vacunas. Esto se debe a que si el bebé vacunado vive en una zona donde la mayoría de la población no se ha vacunado, independientemente de que el bebé sí lo esté, tiene mayor riesgo a contraer cualquier afección. Por supuesto, la vacuna le da un porcentaje de protección.

Caso contrario, si la mayoría de la población cuenta con la vacuna, el riesgo de que el bebé se contagie o transmita cualquier virus, es mucho menor. Por lo que contar con las vacunas correspondientes puede ayudar a disminuir los contagios.

Para conocer las vacunas que corresponden a tu bebé y las dosis necesarias, consulta con el pediatra. De esta manera, podrás llevar el control correcto del esquema de vacunación para bebés.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿A qué edad se colocan las primeras vacunas a los bebés?

Desde recién nacidos se colocan las vacunas, luego al cumplir dos meses se colocan primeras dosis contra algunas enfermedades las cuales se repiten al cuarto mes y una tercera dosis a los seis meses. Las siguientes vacunas son a los 7 meses, 12 meses y a partir de los 18 meses se colocan refuerzos.

¿Cuáles son las primeras vacunas que se colocan a los bebés?

Desde recién nacidos se suele vacunar a los bebés, en esta etapa se colocan la Hepatitis B y BGC Antituberculosa. Y a los dos meses se colocan las primeras dosis de la Pentavalente (Hepatitis B, Haemophilus Influenza tipo B y Difteria - Tosferina y Tetáno (DPT)), Polio (Oral-IM), Rotavirus y Neumococo.

¿Las vacunas para bebé son gratuitas?

Sí, las vacunas para bebé son gratis, es por ello que mantener el esquema de vacunación es fácil. Además, todos los días son días de vacunación y con estas podrás proteger a tu bebé de diversas enfermedades.