Vaginosis Bacteriana: Todo Lo Que Debes Saber

La vaginosis bacteriana es una infección del sistema reproductivo femenino. Se sitúa como una de las infecciones que pueden presentar una mayor prevalencia. Estudios indican que la vaginosis bacteriana es la principal causa de disbacteriosis vaginal de las mujeres cuando inician su edad reproductiva, y se da por el crecimiento desequilibrado de la “Gardnerella vaginalis” ; esta bacteria habita de forma natural en el cuerpo y la flora vaginal, pero puede presentar un crecimiento desbordado a partir de la práctica de relaciones sexuales en la mayoría de los casos y, en pocos, este desequilibrio puede generarse por el uso de duchas vaginales y otros productos o hábitos que pueden cambiar el pH de la vagina. Cabe aclarar que no es una enfermedad de trasmisión sexual pero sí es una infección que está vinculada a la práctica de relaciones sexuales. La complejidad de la vaginosis bacteriana reside en las múltiples bacterias que pueden causarla y, por lo mismo, el tratamiento y diagnóstico aún no está muy claro.

Los síntomas más representativos de la Vaginosis Bacteriana son:

  • Secreción vaginal blanca o gris
  • Comezón
  • Ardor al orinar
  • Flujo muy espeso y abundante
  • Olor fuerte
  • Picazón en la parte externa de la vagina
Metronidazol Genfar 250Mg Suspensión Frasco X120ml.

Cómo es el proceso de diagnóstico para identificar la vaginosis bacteriana

  • En la consulta el médico o enfermera te realizará algunas preguntas personales como hábitos, parejas sexuales y antecedentes con la infección que pueda arrojar un contexto y así adaptar el mejor tratamiento para cada caso.
  • Además de la prueba de flujo, el médico puede realizarte un examen pélvico para observar el interior y descartar inflamación y otros síntomas que puedan dirigir a un problema mayor o una extensión de la infección.

Tratamiento para Vaginosis bacteriana

Los tratamientos recomendados para esta infección generalmente son el uso de antimicrobianos que han mostrado niveles de curación entre el 60 y el 90 % pero no son concluyentes pues esta infección tiende a reincidir sobre todo porque la mayoría de tratamientos que se usan no contienen la cantidad de lactobasilos que se necesitan para restablecer el nivel de baterías buenas en la flora vaginal, por lo que, algunos estudios han considerado acompañar los tratamientos con probióticos que puedan compensar esa cantidad de baterías buenas y reestablecer el equilibrio.

Por otro lado, sólo tras un diagnóstico médico que arroje la composición de los microrganismos causantes se puede recetar al paciente la medicación adecuada teniendo en cuenta que la multiplicidad de bacterias causantes de vaginosis bacteriana es tan diversa que necesita de una visión más particular para cada caso además de la evaluación de los hábitos de la persona que son indispensables para marcar la ruta de tratamiento curativo adecuado para cada caso.

También se ha identificado que la vaginosis bacteriana no necesariamente presenta síntomas, en este caso, las mujeres podrían notar solo un aumento de flujo que indicaría un desequilibrio en la flora, pero generalmente no es causa de alarma. Aquí es importante que dentro de los hábitos de cuidado se tenga muy presente el uso preservativo; pues la actividad sexual entre el hombre y la mujer puede estar generando este desequilibrio ya que el PH del hombre es diferente y al entrar el contacto con la vagina puede cambiarlo, además, si la mujer ya está infectada pero no presenta sintomatología evidente podría potenciar la infección o incluso generar en el hombre algún tipo de reacción no deseada por el contacto con estas bacterias.

Ahora bien, es importante que a partir del diagnóstico y tratamiento recomendado se siga con las indicaciones recetadas. Cuando hablamos de este tipo de infecciones por proliferación y desequilibrio de bacterias con tratamiento curativo basado en antibióticos o antimicrobianos hay unas dosis y aplicaciones que deben completarse tal cual se indicó, puesto que la falta de una dosis y el exceso de la misma causaría de nuevo una desarmonización además de un efecto de resistencia. Hay que recordar que estas bacterias mutan para sobrevivir y generan vías para adaptarse y continuar su reproducción.

Cuidados preventivos para evitar vaginosis bacteriana

    Flagyl 250Mg Suspensión Frasco X120ml. Sanofi Metronidazol
  • Limitar el número de parejas sexuales
  • Usar siempre preservativo
  • No aplicarse duchas vaginales pues eliminan también las bacterias buenas que habitan en la flora vaginal
  • Evitar el uso de tinas o bañeras de hidromasajes, jacuzzis o piscinas
  • Lavarse las partes íntimas con jabones suaves o neutros sin olores fuertes
  • Secarse muy bien las partes íntimas después de cada lavado
  • Evitar el uso de tapones o toallas higiénicas
  • Usar ropa interior de algodón y suelta
  • Limpiar siempre las partes íntimas de adelante hacia atrás después de usar el baño

Además de las anteriores y dando una mirada más amplia, es recomendable evaluar los hábitos cotidianos que hacen que nuestro sistema inmune pueda tener la capacidad de combatir cualquier tipo de desequilibrio, entre ellos las infecciones. La alimentación es fundamental para contribuir y prevenir una desarmonización en las bacterias del cuerpo.

El consumo regular de harinas, azucares, lácteos puede generar un ambiente ácido donde las bacterias proliferen de forma desequilibrada. Además, el uso indiscriminado y no controlado de antibióticos puede derivar en la reducción significativa también de las bacterias buenas, no solo las patógenas, entonces, su uso debería ser muy consciente y estar acompañado de estrategias para nivelar la producción o sostenimiento de las bacterias “buenas”, esto puede hacerse con alimentos que favorezcan la producción de lactobacilos, probióticos de venta libre o que estén presentes en alimentos naturales. El consumo de vitaminas y minerales, mucha hidratación, actividad física diaria e incluir en la alimentación frutas y verduras no como complemento sino como parte importante de cada plato de comida puede contribuir de una manera positiva para que todos los órganos y funciones del cuerpo mantengan una armonía. Sabemos que el cuerpo no es un conjunto de piezas independientes, es la máquina completa con engranajes que se articulan unos con los otros. La salud mental y emocional también puede repercutir en el buen estado de ánimo y por lo tanto del sistema inmune, un sistema inmune estresado va a generar problemas físicos en la mayoría de los casos.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Tienen medicamentos para las infecciones vaginales?

Sí, en Farmatodo encuentras los medicamentos necesarios para las infecciones vaginales.

¿Son buenos los medicamentos las infecciones vaginales?

Sí, estos medicamentos son efectivos, todo depende de la formulación médica, por eso te recomendamos consultar a tu médico.

¿Tienen servicio a domicilio?

Sí, comprando en nuestra página web podrás recibir tu pedido en la puerta de tu casa.