Lavado De Oídos - Beneficios y Cada Cuánto Debo Hacerlo

El lavado de oídos se comprende como uno de los procedimientos que va a permitir lo que es el remover la cera en exceso que se haya acumulado en el canal auditivo. Aunque también va a permitir que se pueda usar para que se retire la suciedad que se ha ido acumulando en el mismo por algo de tiempo.

A continuación, te vamos a brindar mayor información con respecto al lavado de oídos y todo lo que tenga que ver con este procedimiento.

¿Quién puede realizar el lavado de oídos?

Lo ideal para este procedimiento es que la persona que sea encargada de llevar este tipo de procedimiento sea un otorrinolaringólogo. Aunque pueden existir situaciones donde el médico va a recomendar algo que sea similar pero seguro, como es el escenario donde se presenta la jeringa con el bulbo, lo que se puede realizar en casa para que se alivie el malestar de aquellas personas que sufren muy frecuentemente de un oído tapado.

¿Para qué se suele realizar un lavado de oído?

Con la acumulación en exceso de cera de oído, se puede pasar a causar pequeñas lesiones en el canal auditivo y de esta manera se dificulta lo que es la audición. En Especial para aquellas personas donde la cera suele ser muy seca. De esta manera, el lavado va a ayudar a que se disminuya el riesgo de dichas alteraciones. En especial cuando otros tratamientos no llegan a tener éxito.

Al contrario de los hisopos, se puede confiar en este como un método seguro para:

  • Retirar insectos.
  • Trozos de comida.

Evitando de esta manera que se desplace hacia la parte más profunda del canal.

Aunque esta pase a ser una de las técnicas más simples, en la gran mayoría de los casos, el lavado no se tiene que realizar en casa. Ya que el mismo oído va a poseer mecanismos naturales que permiten que se retire la cera. De esta manera, la técnica solo va a ser usada cuando el otorrinolaringólogo la indique.

Sin embargo, existe cierta posibilidad de realizar una irrigación con una jeringa de tipo bulbo. Esta se llega a vender en una farmacia y se le considera una práctica mucho más segura para poder realizar en la comodidad del hogar.

Por supuesto, el hecho de que se pueda hacer en casa no implica que se recomiende hacerse este tratamiento de manera frecuente. Esto se debe a que la remoción de la cera constantemente tampoco es beneficiosa. La cera la produce el mismo oído para que se proteja el canal auditivo de las infecciones y lesiones.

Factores que predisponen a tapones o cúmulos de cera

Existen personas que van a tener cierta tendencia a la acumulación de cera en sus oídos, creando de esta manera los tapones de cera. ¿Por qué sucede esto? Por lo general sucede porque de forma natural, la cera va a tener factores que van a predisponer de muchos factores, por ejemplo:

  • Abundante pelo en el conducto auditivo.
  • Resequedad en su piel.
  • Conducto auditivo sumamente estrecho.
  • Presencia de exostosis bloqueando la expulsión de cera de manera natural (Oídos nadadores).
  • Uso de bastoncillos para proceder a eliminar la cera.
  • Uso de prótesis auditivas.
  • Uso de auriculares.
  • Uso de los tapones a la hora de dormir.

¿Cómo se hace con los tapones de cerumen? Estos no van a necesitar ser extraídos a menos que se causen síntomas como:

  • Hipoacusia.
  • Dolor de oído.
  • Mareo.
  • Picor.
  • Acufenos.

O bien si no llega a ser necesaria una exploración de lo que es la membrana timpánica. Otras de las indicaciones que se toman en cuenta para la extracción es por:

  • Otitis externa.
  • Picor en los oídos.
  • Extracción de cuerpos extraños en el canal auditivo.
  • Previa realización de moldes para audífonos en personas de poca audición.
  • Se cree que existe otitis media crónica colesteatomatosa.
  • Se cree que existe neoplasia en oído medio o externo.
  • Parte del seguimiento de los pacientes de timpanoplastias o intervenidos.
  • Previo a lo que es la colocación de los drenajes transtimpanicos y en el seguimiento.
  • Porque el paciente lo va a solicitar.

¿Cómo se procede con el lavado de oídos?

Si tu médico de confianza comprueba mediante estudios y exámenes que tienes un gran cúmulo de cera en tu oído, te va a explicar que la forma más efectiva para retirarlo puede ser por medio de un lavado de oídos. Este simple procedimiento se va a realizar de manera única con algo de agua tibia.

Sin embargo, si el cerumen se encuentra endurecido y es imposible que se extraiga, el mismo especialista procede a ablandar la cera. Posterior a esto se procede a ejecutar el lavado de oído con toda la normalidad.

¿Cada cuánto tengo que lavar mis oídos?

La frecuencia con la que se debería de someter a un lavado de oídos va a depender primeramente de la regularidad con la que se llega a limpiar las orejas. A su vez, esto también deviene del hecho de que no se debe de introducir elementos como es el caso de los hisopos en el canal auditivo.

En caso de que presentes molestias de manera constante, lo más recomendable es que vayas a consulta con un especialista. De forma que, en caso de que procedas a sufrir de tapones de oídos con frecuencia, es necesario que te vayas a someter como mínimo 1 vez al año con tu respectivo lavado de oídos.

A su vez, es importante que recuerdes que no toda la cera que se encuentra presente en el oído va a ser desfavorable. Esta se encuentra formada por sustancias oleosas y células epiteliales muertas que van a proteger tu oído de gérmenes y bacterias. Así como de cualquier otro microorganismo.

Los problemas surgen solamente cuando se acumula tanto que crea un tapón o hace que no puedas escuchar con regularidad o simplemente te va a generar incomodidad.

Esta limpieza es fundamental para aquellas personas que quieren evitar posibles infecciones. Ahora que ya tienes una idea de cómo y cuándo se puede realizar este tipo de lavado de oídos, sabemos que vas a procurar llevar una sana cavidad auditiva.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Los hisopos son buenos para el lavado de oídos?

No, los hisopos no son recomendables para realizar un lavado de oídos ya que estos pueden empujar el cúmulo o el tapón de cera que se ha formado a profundidad. Es por ello que se recomienda realizar la limpieza de oídos sin este implemento.

¿Se puede llevar a cabo la limpieza de oídos cada 2 meses?

No, por lo general este tipo de procedimiento es recomendable como mínimo cada 1 año para garantizar un canal auditivo sano e higiénico sin problemas.

¿El lavado de oídos permite remover insectos que hayan entrado?

Sí, este tipo de procedimiento va a permitir una remoción de objetos que hayan entrado sin querer en el canal auditivo. En muchos casos, los insectos suelen encontrar este canal acogedor, por lo que es fundamental sacarlos para evitar incomodidad e infecciones.