Piel Sensible - Tratamiento De La Piel Irritada

La piel sensible es una condición común: tu cuerpo cuenta con una capa protectora natural que le complica el acceso a las bacterias y otras sustancias nocivas, evitando que penetren a la dermis. No obstante, mediante agentes externos o internos, dicha capa se resecará y debilitará, provocando inflamaciones, picores, y más. Este evento se conoce como “piel sensible.” A continuación, te comentaremos cómo solucionarla.

Piel sensible — tratamiento de la piel irritada

Una vez que se inflama tu piel, tienes que seguir las siguientes recomendaciones:

  • Procura regular tu temperatura y evita los cambios bruscos.
  • Lleva una buena higiene y emplea productos sin detergentes, que son eficiente al momento de eliminar bacterias de forma suave y amable al tacto. Igualmente, una vez que realices deporte o termines tu rutina de ejercicio, dúchate e hidrátate.
  • Mantén el agua de la ducha templada, una vez que te vayas a secar, hazlo con toques suaves. Si frotas tu cuerpo con la toalla, es probable que empeores la situación.
  • Debes tener tu piel hidratada con productos cosméticos y tomando dos litros de agua diarios. Por otro lado, usa productos que respeten el pH natural y tengan propiedades calmantes, protectoras de la barrera cutánea, e hidratantes.
  • Resguarda tu piel del sol, al menos desde el mediodía hasta las tres o cuatro de la tarde. En caso de que debas salir por una emergencia o rutina, procura emplear una crema solar de alta protección (orientadas a las pieles atópicas) y con funciones multiprotectoras contra agentes externos.
  • Importante el estilo de vestimenta simple, evita los tejidos sintéticos y las ropas ajustadas, considerando que complicaran la transpiración de tu piel.
  • Usa una crema tratante capaz de aliviar la irritación y el picor. También sirven para optimizar la respuesta de tus células y volver tu piel a la normalidad en tiempo récord.
  • Y mantén hábitos saludables tanto alimenticios como emocionales. En otras palabras, evita el estrés. No ingieras alcohol y huye de los alimentos picantes.

¿Cuáles son las causas de la irritación de piel?

En los próximos pasos te enlistaremos las causas más comunes de la irritación de piel:

Causas externas

Los agentes, los productos, o las sustancias irritantes del ambiente que generen inflamaciones o picazón son causas externas. No existe una forma 100% segura de conocer qué condiciones provocarán estas irritaciones; tampoco se aplican las mismas situaciones a cada persona, sino que varían de paciente en paciente. Sigue leyendo para conocerlas:

  • Los cosméticos. Las personas no son alérgicas a las cremas, las lociones, las colonias, los perfumes, etc. La irritación se produce a causa de un compuesto que integran dichos productos. ¿Cómo saberlo? Tienes que hacerte una prueba alergénica con un especialista o tienes que verificar cuáles son los químicos de elaboración ubicados en la etiqueta. Por otro lado, evita las exfoliaciones intensas, son una causa común de las irritaciones cutáneas. La solución es simple, si identificas que la irritación aparece después de aplicar una crema o una loción, suspende su uso.
  • Los cambios de temperatura. Cuando experimentas cambios de temperatura drásticos entre el frío y el calor, es probable que tu piel se reseque, permitiendo que patógenos en el aire sean capaces de infiltrarse y alterarla. Por lo general, se presenta en las zonas más expuestas: el rostro, los brazos, las manos, y las piernas. Puedes implementar un paraguas para salir, no subir al máximo la potencia del aire acondicionado, entre otras alternativas para evitar cambios bruscos de temperatura.
  • Los rayos UV. Entre los irritadores más comunes tenemos la radicación solar. Las personas dedicadas a estudiar la piel y sus cuidados aseguran que es vital emplear un bloqueador todos los días. Incluso cuando no vayas a salir de tu hogar. ¿Por qué razón? El sol debilita tu escudo cutáneo, y, por lo tanto, vuelve tu piel más susceptible a las sustancias irritantes externas. Emplea un protector solar potente y resguarda tu piel de los potentes rayos UV.
  • Los tejidos. Cuando aparece la inflamación o picor, no debes emplear tejidos sintéticos o ropa apretada, sino algo más ligero, lo suficiente como para motivar la transpiración de tu piel. De igual forma, evita que tu ropa frote de manera directa las zonas afectadas. Procura tener prendas de vestir más holgadas, reduciendo el nivel de prendas sintéticas y apretadas.
  • Los químicos. Diversos agentes químicos, como el cloro y el ácido empleado en los productos de limpieza, por ejemplo, son negativos para la piel. A corto plazo no se nota, pero va penetrando en el escudo de tu dermis hasta volverla más susceptible a las irritaciones. Si consideras que un químico está irritando tus manos, por ejemplo, usa guantes, reduce su frecuencia, etc.

Causas internas

Si llegas a tener irritaciones por causas internas es más preocupante, ya que son originadas por la genética, alguna patología, una vida sedentaria, el tipo de piel, y otros agentes lejanos al exterior. Entre ellos podemos destacar los siguientes:

  • La dermatitis atópica. Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, caracterizada por aumentar la sensibilidad cutánea y recesar distintas zonas de tu cuerpo con rapidez. Necesitas tener una consulta con un especialista y seguir un tratamiento médico especializado.
  • La xerosis. Es mejor conocida como piel seca. La carencia de la hidratación necesaria debilita el escudo que protege tu dermis de los agentes exteriores, volviéndote más vulnerable al picor y las infamaciones. No olvides que su principal síntoma son los picores, así que no debes rascarte o brotarte, porque motivarás su evolución. Tienes que ir a un médico especializado para que te realice un diagnóstico y posteriormente recete todos los medicamentos y productos que tu piel necesita.
  • Las reacciones a medicamentos. Se considera una de las causas más populares, y todo radica en los compuestos que integren dicho medicamento. Nuestra recomendación es analizar la etiqueta de las medicinas, evaluando sus efectos secundarios y sus compuestos. Comenta las reacciones con tu doctor, con el fin de hallar un medicamento alternativo y suspender el uso de aquel que te irrita.

Esto es lo que necesitas saber respecto a la irritación de la piel, ¿Qué pasa si te sucede a menudo? No olvides ir al dermatólogo para realizar un diagnóstico profundo y conseguir la mejor solución a tu problema.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Qué crema puedo usar para la piel irritada?

Puedes hacer uso de cremas hidratantes, cremas reparadoras y humectantes que te ayudarán a reparar, regenerar y calmar la piel irritada, aliviando la sequedad o cualquier otro síntoma que presente tu piel.

¿Cómo se que tengo la piel irritada?

La piel se torna de un color más rojizo y se pone sensible, pudiendo sentir una especie de ardor y comezón. Para saber si tienes la piel irritada, consulta con tu médico.

¿Venden productos para la piel sensible e irritada?

Sí, vendemos productos para la dermis irritada o sensible. En nuestro catálogo encontrarás desde aceites corporales, cremas, geles y protectores solares que mantendrán tu piel protegida y saludable.