¿Qué Produce El Mal Olor En Las Axilas?

La higiene diaria es un hábito indispensable para el ser humano, tanto para conservar una buena salud como para mantener las buenas relaciones sociales. A muchos de nosotros nos ha tocado sufrir un momento incómodo por el mal sudor, ya sea que hayamos salido de casa olvidando aplicar el desodorante, o que hayamos elegido un antitranspirante que no cubre todas nuestras expectativas, cosa que descubrimos una vez fuera de casa.

El calor, la regulación térmica, y los nervios que provocan ciertas situaciones, nos llevan a producir una cantidad de sudor importante como parte de esos cambios fisiológicos que cada situación nos provoca. Por eso es muy relevante elegir un producto adecuado para cubrir nuestras necesidades diarias, y saber si requerimos de medidas de higiene adicionales para evitar estos momentos vergonzosos. Sigue leyendo para que descubras los tips que pueden ayudarte a controlar tu mal olor.

¿Qué es lo que produce el mal olor en las axilas?

Las axilas poseen dos glándulas especiales:

  • Las glándulas apocrinas.
  • Las glándulas ecrinas.

Estas son las responsables de la sudoración y el cúmulo de humedad local. Aparte de esto, este sudor contiene aceites, un grupo de aminoácidos (moléculas que conforman la base para la formación de proteínas) y cierta cantidad de electrolitos. Componentes que, junto con la humedad y oscuridad de la zona, generan un ambiente propicio para la proliferación de un grupo de microorganismos. Estas bacterias, por medio de la descomposición de los químicos en el sudor, generan el mal olor que percibimos. Esto se conoce como “bromhidrosis”.

Recordarás que, de niños, no teníamos que preocuparnos por el mal olor en las axilas. Los cambios hormonales que comienzan en la pubertad incluyen estos que suceden en las glándulas sudoríparas de las axilas y el microambiente de la zona. Luego de esto, el estilo de vida que llevemos nos hará propensos o no a sudar más de la cuenta. Por ejemplo, si eres:

  • Deportista.
  • Llevas una alimentación poco saludable.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Predisposición genética.

Vas a sudar más de la cuenta.

El resto de la población no estará exenta de estos cambios. Añadido a esto, el aumento de la temperatura corporal por factores externos (días soleados o ambientes calurosos, etc.), será regulada por diversos mecanismos fisiológicos que ocurren en el cuerpo, entre ellos la activación de la sudoración. Una deficiencia en los hábitos de higiene y el uso inadecuado de productos antitranspirantes, te harán propenso o propensa al mal olor.

Antitranspirantes o desodorantes ¿Cuál elegir?

Aquí hay un punto importante a considerar para elegir uno u otro. Los desodorantes buscan solo enmascarar el mal olor de las axilas con fragancias, pero no evitan la transpiración. Por otro lado, los antitranspirantes si regulan el sudor, ya que contienen aluminio que cierra los conductos de las glándulas sudoríparas. El tener a disposición un producto que cumpla con las dos condiciones será necesario.

¿Qué ocurre si necesito un antitranspirante hipoalergénico? Para elegir el que mayormente te convenga, además de tu estilo de vida, debes considerar tu tipo de piel. Si necesitas un antitranspirante hipoalergénico, inclínate hacia esa opción. Si sufres constantemente de problemas respiratorios, evita los aerosoles. Con una vida ajetreada, opta por opciones que te brinden protección mayor a 24 horas. Las presentaciones en roll-on y en crema son las más populares a pesar de que tardan unos minutos en secarse, pero son tan efectivos como los aerosoles. El inconveniente más común de estos, aparte de que tardan en secarse, es que pueden manchar tus prendas, pero ya se encuentran disponibles formulaciones que protegen hasta tu ropa oscura.

¿Es conveniente usar piedra de alumbre?

Los desodorantes naturales a base de piedra de alumbre son muy populares entre las personas que buscan opciones con menor cantidad de sustancias químicas artificiales. Esta piedra tiene propiedades antimicrobianas, pero no controla la sudoración de las glándulas sudoríparas. Además, ya existen registros de pacientes que han presentado efectos granulomatosos en las axilas e irritación por el uso directo de esta piedra sobre la piel.

Otras preparaciones a base de aceites esenciales, vinagre de manzana, bicarbonato o almidón, deben ser debatidas. Recuerda que estas preparaciones deben ser formuladas y testeadas por un profesional, ya que si sigues recetas experimentales, puede que no obtengas los resultados que esperas. Independientemente de que optes por opciones convencionales o naturales, es mejor que consultes con tu dermatólogo para elegir el producto ideal para ti.

¿Existen tratamientos definitivos para controlar la sudoración?

En la práctica especializada para lo que son los tratamientos definitivo para poder tener control de la sudoración, existen dos técnicas muy populares utilizadas hoy en día:

  • Inyecciones locales de bótox,
  • Tecnología microondas.

La inyección de bótox en la piel de las axilas se realiza bajo anestesia local. Cómo en otras áreas del cuerpo donde tiende a aplicarse el bótox, su efecto en las axilas para controlar la sudoración no es permanente. Por el contrario, con la tecnología microondas, se busca reemplazar de forma definitiva el tejido de estas glándulas por tejido cicatricial. Por lo que el tratamiento con tecnología de microondas será definitivo.

Cabe mencionar que estas técnicas deben ejecutarse por parte de un médico certificado, ya que el uso de bótox, anestesia local o equipos de microondas, requieren de los conocimientos profesionales para ser aplicados bajo mínimos riesgos para la salud.

Otras medidas a considerar

Aplicar agua fría en el cuerpo, en muñecas y detrás de las orejas ayuda a regular la temperatura, y disminuye la necesidad del cuerpo de producir sudor. Puedes tener una pequeña botella de spray en tu bolso para utilizarla a conveniencia. Comercialmente, se pueden encontrar parches para el sudor que se colocan en tu ropa para prevenir las manchas.

Existen jabones en el mercado que están formulados con agentes antibacterianos para el control del olor corporal. El empleo diario de los mismos te ayudará a aumentar las posibilidades de controlar el mal olor. Aparte de ello, debes considerar la depilación de las axilas. El bello permite una mayor acumulación de bacterias y humedad. Mantener una higiene adecuada será el mejor método de prevención a considerar.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿El usar desodorante a la larga me va a quitar el mal olor del sudor?

No, el uso de un desodorante únicamente va a enmascarar y evitar el mal olor al momento de transpirar. Consulta a tu médico o especialista de confianza si requieres de algún soporte o tratamiento.

¿Consumir alimentos más saludables influyen en la sudoración?

Sí, de hecho se han realizado estudios que comprueban que llevar una alimentacion más sana mejora el olor al transpirar. Es buen momento para considerar consumir alimentos más saludables.

¿Puedo comprar un desodorante que cubre el mal olor las 24/7?

Actualmente existen marcas que promueven desodorantes con efecto de larga duración. En Farmatodo disponemos de una amplia gama de productos que te invitamos chequees en nuestro catálogo para que elijas y compres el que se ajuste a tu necesidad.