Diferencia Entre Un Dolor De Oído y Una Otitis

La otitis es una de las afecciones más comunes a presentarse entre niños y adultos. Y es que puede ser causada por múltiples factores que dependen de la época del año, del estilo de vida y hasta cómo se maneje la higiene de los oídos.

Entre el dolor de oídos y una otitis, más que una diferencia, existe una correlación directa. De la misma forma, puede que el caso sea lo contrario. Para entender esto sigue leyendo el artículo, te explicamos con mayor detalle de qué se tratan estas dos condiciones.

La otitis provoca el dolor de oídos

Una cosa lleva a la otra, ya que la otitis es un proceso inflamatorio que puede afectar las estructuras tanto externas como internas del oído, y una característica obligatoria de tal inflamación es ese dolor que se percibe, este se define como otalgia.

Esta dolorosa afección puede ser bilateral, es decir, que ambos oídos se encuentren alterados. En este caso es común que suceda de forma secundaria a las infecciones de origen respiratorio, donde haya migración bacteriana de tipo ascendente a través de las trompas de Eustaquio y desde las vías respiratorias altas.

Si bien el dolor de oídos es característico de una otitis, se pueden presentar también los dolores referidos. Este término se refiere a aquellas dolencias que provengan de la afección de otras estructuras, pero que se perciben como si proviniese del oído. Tal es el caso de las patologías relacionadas con la articulación de la mandíbula y los dientes del maxilar.

Causas y características de las otitis

Otitis externas

Las otitis externas son causadas por dos razones principales:

  • Agua acumulada en lo que es el conducto auditivo.
  • El auto trauma.

Con el empleo de objetos de uso cotidiano (audífonos), o al intentar limpiarse con hisopos o con los dedos, se puede propiciar la irritación e inflamación, y una consecuente infección.

Los oídos tienen su propio mecanismo de auto limpieza, expulsando la cera hacia el exterior. Por lo que antes de considerar el empleo de hisopos, será mejor limpiar el exceso de cera con la esquina de una toallita. Una buena alternativa es dejar los hisopos para limpiar los pliegues de la oreja.

¿Qué hay de la otitis que les ocurre a los nadadores? La otitis del nadador ocurre comúnmente en verano, después de realizar actividades recreativas como ir a la playa o la piscina. Los cambios de presión al sumergirse en aguas profundas favorecen la aparición de inflamación.

Otitis medias

En las otitis externas hay un compromiso solamente del canal auditivo externo, pero en el oído medio e interno la situación se complica. Allí se encuentran la membrana timpánica, los ligamentos junto a pequeños huesos, la cóclea y nervios importantes que, al sufrir un proceso inflamatorio, implicarán un compromiso mayor de la audición.

Las otitis medias se dividen en dos grupos:

  • Otitis media aguda, que se presenta como consecuencia de infecciones respiratorias.
  • Otitis media secretora, que se forma por acúmulo de moco, relacionado con rinitis alérgica.

Características de las otitis

  • En primer lugar, está el dolor. Es muy característico e intenso en la otitis externa, incluso duele al apenas tocarnos el trago, que es esa pequeña protuberancia en la entrada de la oreja. El dolor en la otitis media se manifiesta con menor grado de intensidad.
  • Puede haber secreción mucosa, verdosa o rojiza, con densidad variable.
  • Fiebre, pero solo en el caso de las otitis medias.
  • Se pueden sentir pinchazos, sensación de taponamiento o se puede percibir el retumbar de la voz en el oído.
  • Disminución de la audición como producto de la inflamación o de la presencia de líquido o moco en el conducto auditivo.

Esto último no necesariamente indica que haya un compromiso de la capacidad de audición, sino que indica una disminución en la percepción de los sonidos porque hay un obstáculo físico temporal (secreciones y tejido inflamado).

Existen otras causas del dolor de oídos, entre ellas se encuentran:

  • Artritis de la mandíbula, lo cual produce un dolor referido.
  • Presencia de objetos extraños en el conducto auditivo (insectos, palitos, espigas, etc.).
  • Lesiones en los oídos causadas por cambios de presión. Es común observarlos en buceadores o alpinistas, o en episodios prolongados de tos severa.
  • Neuralgia glosofaríngea, (dolor intenso en la parte posterior de la garganta) que se acompaña de dolor en lengua, garganta y amígdalas.
  • Obstrucción de las trompas de Eustaquio.
  • Vegetaciones de tejido linfoide (Tejido conjuntivo) localizadas cerca del oído.

¿Qué hago si me duele el oído?

Lo ideal es evitar manipular el oído. Hacer presión con la mano sobre el mismo intensificará la sensación de dolor. El calor seco puede aliviar la molestia. Se pueden usar compresas de agua tibia alrededor del oído, evitando la entrada de agua.

Si el dolor es muy intenso, lo ideal es acudir al especialista para un examen físico minucioso. El otorrinolaringólogo podrá realizar drenajes o lavados si se requieren como tratamiento inicial de la afección. Recuerda que una otitis media es de cuidado especial.

Diagnóstico

La exploración con equipos especializados es requerida para hacer una correcta evaluación y estimación de la magnitud del problema. Puede ser necesario que el especialista proceda con pruebas de audición (audiometría). Este tipo de pruebas varía con base en la edad del paciente, ya que la capacidad de percibir los sonidos entre un niño y un adulto es diferente.

También podrá efectuar evaluación de la ventilación del conducto y movilidad timpánica (impedanciometría). En casos especiales, tu médico podría solicitar un test de alergenos ambientales, o cultivo del líquido ótico. Las cirugías están indicadas en casos de mayor compromiso interno.

Recomendaciones

Evita el uso de hisopos u otros objetos punzantes, así mismo evita la entrada de agua en los oídos. La utilización de audífonos que ocupan la entrada del oído pueden lacerar la piel, y aumentar la presión en el conducto.

Si el dolor es severo, es indispensable evitar los remedios caseros o la automedicación y acudir lo más pronto posible con el especialista. Esto indicará si es necesario complementar la medicación ótica con analgésicos y antibióticos de consumo oral.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Cuándo se debe acudir al especialista en caso de otitis?

En principio, se debe acudir desde el primer momento en el que se presenta el dolor con un especialista o médico de confianza. Ya que el mismo es quien va a determinar el tratamiento correcto para eliminar la afección.

¿Cómo se puede prevenir que la otitis se agrave?

Lo mejor que se puede hacer es seguir las instrucciones médicas pertinentes ya que de esto va a depender la mejora o el detenimiento de la afección. Tomar el debido reposo y evitar que el oído se encuentre bajo mucha actividad mientras se realiza el tratamiento correspondiente.

¿La otitis se origina por una acumulación de líquido en el oído?

Esta afección va a originarse debido a una infección que se da en el canal auditivo, logrando una severa inflamación y posteriormente devienen otros síntomas. El dolor es precisamente el elemento característico de una otitis.