Dolor De Espalda: Ejercicios Para Prevenir El Dolor De Espalda

Es muy probable que al leer esto te encuentres sentado y que, de repente, te hagas consciente de que no estás llevando la mejor postura en tu silla en este preciso momento. Entonces recordarás que seguramente te has quejado alguna vez de dolor en tu espalda y que has escuchado a gran parte de tus familiares y amigos, inclusive a los más jóvenes, manifestar que sienten cansancio, sobrecarga o molestia en esta zona. ¿Será solo impresión tuya o es tan común como parece? Si sigues leyendo encontrarás no solamente la respuesta a esta pregunta (que te adelantamos: es muy común), sino que te enterarás sobre el nivel de incidencia de los dolores de espalda en el mundo, sus causas y cómo podrías mitigarlos, reduciendo incluso el riesgo de requerir una operación si el problema se vuelve más grave.

¿Qué provoca los problemas de espalda?

Pues bien, ¿será que los seres humanos estamos mal diseñados y por eso sufrimos de la espalda? Todo lo contrario: el cuerpo humano está hecho para una gran actividad y movimiento, y de hecho el buen estado de nuestra espalda y en general de nuestros músculos y esqueleto dependen de que ejerzamos esa capacidad, por supuesto, sin llegar a excesos. A medida que los adelantos científicos e industriales llevaron a los seres humanos a pasar la mayor parte del tiempo en fábricas, empresas, oficinas, cubículos y medios de transporte, en detrimento de las actividades al aire libre, nuestra vida se hizo más sedentaria y el ejercicio quedó restringido a momentos específicos del día.

Antes de la Revolución Industrial, los dolores de espalda eran muy poco frecuentes en la población y estaban ligados, la mayoría de las veces, a la vejez. Actualmente, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 70% de las personas que viven en países industrializados tienen o han tenido en algún momento de su vida dolores de espalda. Por otro lado, la pandemia también ha sido un factor que ha disparado esta dinámica, debido a que con el teletrabajo se suprimieron los traslados que las personas debían hacer hasta las estaciones de transporte o directamente hacia el lugar en donde laboraban; y el tiempo que transcurren sentados frente al computador de manera ininterrumpida se ha incrementado. Una encuesta desarrollada por Opinium para Versus Arthritis arrojó como resultado que el 81% de quienes deben trabajar a distancia están sufriendo de dolores en su espalda. Para numerosos expertos en el ámbito de la salud, los problemas de espalda han llegado a convertirse en la principal causa de discapacidad en el planeta.

¿Qué puedo hacer para reducir o evitar dolores de espalda?

Los expertos coinciden en que el origen de los problemas de espalda está en el uso insuficiente que hacemos de esta. Cuando dedicamos sin pausa mucho tiempo a trabajar sentados en una silla con soporte, los músculos de la espalda se van haciendo gradualmente más y más débiles, o simplemente no adquieren la fuerza necesaria. Una consecuencia de esto es que nuestra postura empieza a ser cada vez peor, generándose una curvatura pronunciada de nuestra columna, lo que genera diferentes distorsiones y desajustes en el área lumbar.

Por esta razón, te traemos algunos consejos y ejercicios, algunos de los cuales puedes realizar incluso en tu puesto de trabajo o a centímetros de este:

  • Estiramiento del pecho

Siéntate en la parte de adelante de tu silla. Abre tus brazos hacia los lados, con tus hombros hacia atrás y tus pulgares apuntando al techo, hasta que sientas que estiras tu pecho. Intenta juntar tus omoplatos. Mantén esta posición durante 20 segundos, y realízalo 3 veces.

  • Estiramiento de la pierna

Párate al frente de tu escritorio y apoya tu mano izquierda en este para lograr balance. Lleva tu talón derecho hasta tu nalga derecha, y sostenlo allí con tu mano derecha. Debes sentir que estás estirando tu muslo durante 20 segundos. Haz este ejercicio 3 veces y luego realízalo con tu pierna izquierda.

  • No hay postura perfecta para estar sentado

El cuerpo no está acostumbrado a estar en una postura específica durante largos periodos de tiempo. Por ello, no existe una postura perfecta a mantener indefinidamente mientras estamos sentados. La mejor postura es la siguiente postura, ya que el secreto está en moverse. Por otro lado, intenta programar pequeños ‘breaks’ con una alarma para que recuerdes que debes ponerte en pie y moverte un poco cada tanto, y aprovecha actividades como una llamada telefónica para pararte y caminar un poco por la oficina, habitación o pasillo en donde estés.

  • Empuja la pared con tu peso

Párate junto a una pared, con tus pies a la altura de tus caderas. Estira tus brazos hasta tocar la pared con la palma de tus manos a la altura de tus hombros y con una separación un poco mayor al ancho de tus estos. Da un par de pasos atrás, manteniendo tus palmas en la pared. Contrae los músculos de tu abdomen y dobla tus brazos acercando tus codos a la pared, hasta que tu rostro esté a un par de pulgadas de esta. Mantén siempre tu espalda y cuello rectos, y tus ojos mirando a la pared. Luego, vuelve a la posición inicial, estirando tus brazos. Repite este ejercicio 10 veces.

  • La posición mesa

Ponte de rodillas y apoya las manos en el suelo. Empuja tu zona lumbar y tu abdomen hacia abajo, mientras que levantas hacia el techo tu cabeza y tus hombros. Acto seguido, realiza un movimiento inverso: abdomen y zona lumbar hacia arriba, cabeza y hombros hacia abajo. Haz este ejercicio por lo menos unas 8 o 9 veces.

Por otro lado, debes identificar si hay una distorsión o desajuste específico en tu espalda que te está generando una molestia mayor. Puedes consultar con tu doctor, de manera que identifiquen el inconveniente y puedan pensar en ejercicios para dar movimiento y fortalecimiento a tal área.

Asimismo, antes o después de la jornada laboral puedes dedicar tiempo a hacer ejercicios de fortalecimiento para los músculos de tu espalda, ya sea en un gimnasio o en casa. En Farmatodo contamos con una amplia oferta de productos que te pueden resultar útiles para ello, como sets de ejercicios y bandas elásticas. También tenemos implementos como correctores de postura, cojines cervicales y medicamentos en diferentes presentaciones para aliviar el dolor.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Qué implementos incluye el set de ejercicio que puedo comprar en Farmatodo para mitigar los dolores en mi espalda?

Nuestro set de ejercicio plus incluye una cuerda de salto, una pelota de gimnasio, una rueda para el ejercicio, una bomba de mano y un tubo tonificador. Consulta con tu médico sobre la pertinencia de cada ejercicio para tus dolores de espalda.

¿Qué tipo de medicamentos vende Farmatodo para los dolores en la espalda?

En nuestra página web te ofrecemos 24 referencias diferentes para aliviar el dolor articular y muscular. Consulta con tu médico para elegir la mejor opción.

¿Hacen domicilios de medicamentos para el dolor en la espalda?

Sí, sabemos que los dolores de espalda pueden afectar seriamente la movilidad de una persona. Por esta razón, te ofrecemos el servicio de domicilio para que puedas recibir los medicamentos desde tu hogar.