Elegir El Factor Solar Adecuado Para Un Bloqueador

Las condiciones ambientales y climáticas de hoy requieren de algunas acciones preventivas para mantener nuestra salud en óptimas condiciones, el cambio climático y la exposición constante a aparatos tecnológicos son un factor que debemos tener presente a la hora de cuidar nuestra piel.

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y es el que recibe todos los estímulos externos, así como también a través del cual podemos expresar o hacer visible nuestra salud interna. El cuidado de la piel no es un asunto menor, por esto el uso de protector solar o protección fotosensible deben estar incluidos en los hábitos de cuidado diarios que aplicamos a nuestra vida.

Una de las preguntas más comunes es que producto es el indicado para cada persona, pues todos somos diferentes y tenemos diversos tipos de piel y condiciones que nos hacen particulares, por esto los productos para la protección del sol y la luz artificial de los aparatos tecnológicos con los que interactuamos a diario son también diferentes, lo primero que debemos comprender es el significado de un factor de factor de protección solar pues hay muchos términos asociados y que varían de acuerdo a las necesidades

Hay cremas de protección solar para todas las necesidades de nuestra piel, y también para todas las posibilidades económicas; lo importante es que todas las cremas deben tener un SPF de acuerdo al tipo de piel y necesidades , por ejemplo las pieles bronceadas y morenas, podrán utilizar un SPF 15, que es el mínimo recomendado por expertos en medicina, las pieles más claras deberán utilizar un factor solar de protección a partir de un 30 SPF, las pieles claras tienen tendencia a la aparición de manchas, si es tu caso, lo mejor es adquirir una crema con factor de protección solar 50. Si tienes la piel sensible, se debe evita el uso de cremas que incorporen perfume entre sus ingredientes puesto que pueden irritar la piel con mucha facilidad. Para cualquier tipo de piel sensible, ya sea clara o tendente a las manchas, las cremas con AGR (potente antioxidante que evita las inflamaciones provocadas por el sol), son las más recomendadas.

En el caso de las pieles grasas, es mejor escoger una crema natural, que no tenga sustancias químicas. Lo más aconsejable es buscar en una farmacia alguna crema que se ajuste a esta necesidad.

¿Qué conceptos debemos tener claros a la hora de elegir el factor solar de protección adecuado?

SPF: Es el factor de protección solar, y es el que nos indica cuál es el grado en el que tu piel estará protegida. Por ejemplo, si se trata de un factor solar 20, esto significa que estarás 20 veces más protegido que si te expusieras al sol sin un factor de protección solar.

UV: es la radiación ultravioleta, la de mayor energía.

UVA: Son los rayos que penetran más profundamente en la piel para broncearla, pero también los que pueden romper la estructura celular, y provocar arrugas, manchas, y lo que es peor, un melanoma.

UVB: Son los rayos que penetran en las capas más superficiales de la piel, pueden causar quemaduras solares, y en el peor de los casos, un cáncer de piel.

El factor de protección solar es imprescindible no sólo para cuando estamos en la playa. Lo recomendable es utilizarla cada dos horas. Además, podemos hacerlo cuando notemos que la piel empiece a quedarse seca.

Para protegernos del sol, con todas las garantías, no es recomendable ninguna inferior con un SPF menor a 15, lo ideal si queremos broncearnos, pero al mismo tiempo cuidar nuestra piel, es elegir una con un SPF aproximadamente de 30 que nos protegerá, pero al mismo tiempo perimirá un bronceado moderado.

Es necesario utilizar la crema de protección solar en mayores cantidades, un SPF de 30 o más y con una mayor frecuencia cuando estamos en las playas o en las piscinas, ya que estas tienen un efecto reflectante, lo que quiere decir, que los rayos de sol se reflejan en ellas y rebotan en nuestra piel.

Comprar una crema de protección solar de “alto costo” garantiza la protección contra el sol, pero no es imprescindible, ya que podemos adquirir cremas solares más asequibles que funcionan muy bien, siempre y cuando nos aseguremos de que protejan contra los rayos UVA, los UVB, y elijamos un factor de protección adecuado.

Como lo mencionamos anteriormente, no solo nos afecta la piel la radiación solar, algunas fuentes de luz no solares como lámparas, pantallas de computadoras, teléfonos móviles o televisiones pueden ocasionar alteraciones dañinas en la piel.

Daños causados por la luz artificial

Ciertos tipos de luces artificiales afectan también a nuestro organismo y el daño que puede provocar la luz artificial de los dispositivos electrónicos dependerá de la cercanía y la exposición que la persona tenga pues es cierto que en la actualidad es casi imposible desconectarse y no aprovechar la tecnología.

Una exposición prolongada a este tipo de luz artificial puede generar:

  • hiperpigmentación (obscurecimiento de un área de la piel).
  • Melasma (manchas en la piel mejor conocido como paño).
  • Pérdida de elasticidad debido a la disminución de la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, lo cual provoca un envejecimiento prematuro.

¿Qué recomendaciones podemos aplicar para evitar el daño por luz artificial?

  • Incorporar a la rutina diaria el uso de protectores solares con FPS mayor de 30, incluso en lugares techados o cerrados.
  • Así como evitar el uso de dispositivos durante la noche y emplear dermocosméticos que en su formulación contengan antioxidantes, hidratantes y reparadores del daño solar.
  • Asimismo, existen diversos tratamientos para combatir el daño que se genera en la piel por la exposición a luces artificiales.
  • Además es necesario consumir una dieta rica en antioxidantes y consultar a un dermatólogo para tener un diagnóstico y tratamiento”, recomendó.
  • Mantener una distancia adecuada respecto de las pantallas, hacer pausas activas durante el uso de los dispositivos.
  • Utilizar filtros especiales que se pueden colocar en los aparatos para reducir los efectos perjudiciales.

Conoce más productos
y agrégalos al carrito

Disclaimer
La información contenida en este blog es revisada por médicos especialistas con la finalidad de brindar un soporte únicamente informativo. Te aconsejamos consultar con tu médico profesional de confianza en caso de presentar cualquier síntoma o querer iniciar o suspender algún tratamiento acorde a las condiciones médicas. Los tópicos contemplados en este contenido no se destinan a tratamientos o diagnósticos. Recomendamos nunca automedicarse y no nos hacemos responsables por la manera en como utilice esta información.

Preguntas Frecuentes

¿Tienen protectores solares?

Sí, encuentra las marcas de protectores solares que más te gustan.

¿Tienen protectores solares factor 50?

Sí, encuentra todos los factores de protección y elige el que se ajuste a lo que buscas.

¿Qué precio tienen los protectores solares?

Depende, elige tu favorito y conoce su precio.